Los niños confían más en las caras bonitas

Una investigación de la Universidad de Harvard afirma que los niños confían más en las personas atractivas. Los pequeños en una edad entre 3 y 6 años, se fían más de la información que les proporcione una persona atractiva físicamente que una que no lo es. Esa edad es la más importante en cuanto al aprendizaje se refiere. Es el momento en que aprenden de los mayores en las acciones de la vida cotidiana

El estudio se basó en que los niños debían ponerle nombre a seis objetos que desconocían. A los niños de una edad tan corta les resultaba muy difícil llevar a cabo este trabajo, por lo que solicitaron ayuda a un adulto que desconocían. Los niños escogieron a las personas más bellas ya que concebían que podían confiar más en ellas.

Según los investigadores, es una prueba fehaciente de que los rostros más atractivos gustan más a los niños que los menos atractivos, pese a que no haya ninguna relación entre belleza e inteligencia. Los niños a esta edad, aún no conciben el parámetro intelectual.

Curiosidades relacionadas