Mantén a tu perro lejos del chicle sin azúcar

perro-cahorro Si vives con un perro es probable que, a partir de ahora, cierres a cal y canto el sitio donde guardas tus chicles sin azúcar. Un edulcorante llamado xilitol, que se utiliza comúnmente en estas gomas de mascar, es tóxico para los perros, según informa la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos en un comunicado emitido el pasado 12 de mayo.

Este sustituto del azúcar también se puede encontrar en caramelos sin azúcar, pastillas de menta, jarabe para la tos, vitaminas masticables, enjuague bucal y pasta para los dientes. El xilitol también se esconde en algunas marcas de mantequilla de cacahuetes, así como en medicamentos, lociones faciales y aerosoles nasales.

El número de llamadas recibidas por la agencia estadounidense por envenenamiento de xilitol está en aumento: la línea de ayuda hacia la mascota reportó 2.900 llamadas en 2015, en comparación con las 300 recibidas en 2009. El chicle sin azúcar fue la intoxicación más habitual en dichas llamadas.

El envenenamiento por xilitol puede causar vómitos, debilidad, sensación de vértico, colapso y convulsiones. La razón por la que este elemento es tan dañino para los perros es que se puede disparar el azúcar de su sangre: los canes absorben el edulcorante más rápidamente que las personas, y esto puede llevar a que el páncreas libere un estallido de insulina.

Este efecto aparece, de la forma más habitual, entre 10 minutos a una hora tras la ingesta, aunque se han dado casos de hasta 24 horas después. La buena noticia es que, aunque el xilitol pueda ser fatal, con un rápido tratamiento el perro puede salvarse.

No es seguro si, también, el xilitol afecta a los gatos. Así pues, habrá que esperar a nuevas investigaciones.

Fuente http://www.popsci.com/sweetener-in-sugar...
Curiosidades relacionadas