Multaron a una mujer por gritar y maldecir durante el orgasmo

Gemma Walker tiene 31 años de edad y ha sido denunciada por sus vecinos por molestos y continuos gritos e insultos que la mujer exclamaba al tener relaciones sexuales.

Ocurrido en Middlesborough, Gran Bretaña, dos de sus vecinos se presentaron en la corte afirmando que estaban hartos de tener que escuchar los continuos ruidos, gritos e insultos que salían de la casa de Gemma.

“Fue toda una pesadilla, siempre gritando, maldiciendo, teniendo que escuchar sus relaciones sexuales, todo ese tipo de cosas. No fue muy divertido”, al parecer eran ya varias las noches que el señor Nicholls llevaba sin poder pegar ojo debido al entusiasmo que ponía su querida vecina en las relaciones sexuales que mantenía.

Fuente http://www.lapatilla.com/site/2013/08/09...
Curiosidades relacionadas