Nuevo avance en el tratamiento contra el virus del Zika

default-1478626242-zika-experiment Otro paso adelante en el desarrollo de un futuro tratamiento para las mujeres embarazadas para proteger a sus hijos frente al virus del Zika. Un estudio llevado a cabo en ratones ha encontrado que los anticuerpos de las hembras infectadas podrían ser de ayuda para proteger a los cachorros nacidos.

Los resultados, sin embargo, deben de tomarse con precaución. Esto se debe a que la infección que experimentan los roedores es ligeramente distinta que lo que sufren los seres humanos. Los ratones no se infectan del virus Zika de una forma natural, así que los ratones infectados en laboratorio han adquirido la enfermedad con un tipo de virus modificado, no el original.

Después de tratar a los ratones embarazados infectados con anticuerpos monoclonales extraídos de la sangre de los seres humanos que previamente habían contraído el Zika, los investigadores encontraron que la concentración del virus en la sangre disminuyó, y afectó menos a la cría que se estaba gestando. La siguiente etapa debe ser probar el mismo hecho en monos, según afirman los investigadores, ya que estos sí son naturalmente susceptibles de contraer el virus, así como tener embarazos más similares a los humanos. Entonces, y sólo entonces, sería aconsejable pasar a los ensayos en humanos.

«Esta investigación es un avance importante en la comprensión del Zika y en cómo podríamos tratarlo en el embarazo», afirma el doctor Derek Gantherer, que no participó en el estudio. «También plantea algunas cuestiones que deben abordarse antes de que lleguemos a ese tratamiento».

Si bien ha habido un gran impulso para desarrollar una vacuna desde que se produjo el primer brote, esto es, evidentemente, sólo una medida preventiva, y lamentablemente no podrá hacer nada para aquellos que ya han contraído el virus. Debido a esto, existe una clara necesidad de crear una terapia para las mujeres embarazadas que están infectadas con el fin de evitar que su hijo no sufra el mismo destino de muchos otros.

«En este momento, si una mujer embarazada se le diagnostica con Zika sólo tiene una opción: la de finalizar o no con el embarazo», afirma Laura Rodrígues, de la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical, en declaraciones a la BBC. «Incluso si algún día existe una vacuna que pueda proteger del Zika, todavía habrá algunos que se infecten. Para estas personas, un tratamiento con anticuerpos sería muy útil».

A pesar de la caída de la cobertura de los medios de comunicación respecto al Zika, la amenaza está todavía presente y muchos investigadores siguen trabajando para proporcionar una vacuna lo más rápido posible. Esperemos que esto no haga sino incrementar el creciente conocimiento para la lucha contra esta devastadora enfermedad.

Fuente http://www.iflscience.com/health-and-med...
Curiosidades relacionadas