Un orgasmo de 3 horas la mandó al hospital

Su nombre es Liz, y acabó en el hospital después de tener un orgasmo de nada menos que 3 horas.

Ella comenzó a preocuparse cuando aun sentía su orgasmo aunque ya había terminado el acto sexual con su novio Eric.

Tras la segunda hora Liz seguía sintiendo ese persistente orgasmo, y para ella ya no era nada agradable, por lo que decidieron ir al hospital.

Los sonidos que la joven producía confundieron a los médicos, quienes pensaron que se trataba de un parto.

Antes de ir al hospital la joven trató de detener su orgasmo de varias formas, “Empecé a moverme de arriba a abajo para ver si eso ayudaba en algo” , “bebía vino a ver si con eso calmaba mi sistema. Trate de todas las maneras posibles para que culminara”.
http://www.youtube.com/watch?v=BU4lvjOfUrw#t=53

Fuente http://www.lapatilla.com/site/2014/01/05...
Curiosidades relacionadas