Una mujer adicta a ser embarazada ofrece su viente de alquiler

Con tan sólo 37 años Tara Sawyer tiene siete hijos. Cuatro propios y tres de otras parejas que usaron su vientre de alquiler. Y es que esa británica no Posando embaraza puede dejar de estar embarazada porque cuando no lo está se siente vacía y sólo un bebé puede llenar ese hueco.

A pesar que de la ley inglesa estima que una madre de alquiler cobre hasta 18.400 euros en concepto de gastos, Swayer quiere seguir albergando bebés en su vientre como madre de alquiler de forma gratuita ya que se declara «adicta a la ilusión del embarazo y si puede ayudar a parejas que no pueden tener hijos, sería una locura no hacerlo».

Asegura que  la idea de ser madre de alquiler no le parece triste porque no siente que le estén arrebatando a su bebé, sino que lo está devolviendo porque ese niño nunca fue suyo.

En cuanto a los cambios que produce el embarazo en su cuerpo, parece estar encanada.  Destaca que está mejor ahora  que cuando tenía 20 años. «Durante el embarazo tomo vitaminas, nado, hago yoga y como de forma saludable». Tara Sawyer ya está en conversaciones con una pareja de gays y espera estar embarazada a finales de año.

Curiosidades relacionadas