Una niña de 10 años empotró un coche contra unas oficinas

Ocurrido en Colorado, una madre dejó a sus dos hijas de12 y 10 años dentro su camioneta frente a una oficina con el motor en marcha.

Ella se bajó del vehículo para realizar unos trámites, pero lo que nunca se imaginó es que la menor de sus hijas se pondría en el asiento del piloto y movería su coche.

La pequeña incrustó el coche en una oficina de DMV, el accidente no provocó víctimas pero el susto no se lo quita a nadie a los trabajadores que en ese momento se encontraban en el lugar.

La acción de la madre no fue del todo mala ya que corrió para abrir la puerta del piloto y echar el freno de mano, evitando así mas destrozos y posibles víctimas.

Curiosidades relacionadas