Franceses e italianos, los más infieles de Europa

Si comienzas una relación con un francés o un italiano puede que tengas que tener en cuenta que ambos son los “campeones de la infidelidad” en Europa según los datos de una última encuesta publicada esta semana.

El 55% de los hombres de ambos países, así como el 32% de las mujeres francesas y el 34% de las italianas, son infieles, tal y como arrojan los resultados de esta encuesta realizada por el Instituto Francés de Opinión Pública (IFOP) a seis países –800 personas de cada país-.

La proporción de hombres que han sido infieles a lo largo de su vida es menor en los «países con predominancia protestante» como Reino Unido (42%) o Alemania (46%), mientras que en Bélgica alcanza el 51%. De hecho, en estos países la infidelidad parece estar mejor repartida ya que en el caso de Alemania, por ejemplo, el 43% de las mujeres reconoce haber sido infiel alguna vez.

«Esto tiende a confirmar, tras todo el ruido alrededor del caso Gayet (la actriz francesa Julie, ha sido vinculada sentimentalmente con el presidente François Hollande), y todos los artículos de la prensa internacional sobre el carácter ‘voluble’ de los franceses, y los tópicos sobre el macho latino, particularmente infiel», señala François Kraus, director de estudios en el IFOP.

«Hollande y Berlusconi son actualmente conocidos en este plano, finalmente representando bastante bien a sus respectivas naciones», agrega Kraus.

Italia destaca como el país en donde la infidelidad es como algo más habitual así como los juegos de seducción o el intercambio de mensajes. Sin embargo, el intercambio de besos es más común en los países con predomino protestante: 53% en Alemania y 50% en Reino Unido, frente al 46% de Francia, Italia y Bélgica.

Finalmente, Francia es el país en el que la predisposición para ser infiel es más elevada: más de un tercio (35%) declara que podría serlo en caso de estar seguro de que nadie se enterara, mientras que solo el 31% de alemanes y españoles, 30% de los belgas, 28% de los italianos y 25% de los británicos lo haría.

Curiosidades relacionadas