¿Qué le pasaría a la Tierra después de una guerra nuclear?

Un nuevo estudio, llevado a cabo por cuatro científicos atmosféricos y ambientales de los Estados Unidos, han modelado lo que sucedería de una «guerra nuclear limitada, regional». Para los oídos inexpertos, sería suficiente para enfriar la Tierra dos o tres grados y reducir un 9% la precipitación anual. Aún así, estos cambios podrían ser suficientes para desencadenar la pérdida de cosechas y hambrunas.

Echemos una mirada detallada a alguna de estas conclusiones. Primero, ¿qué pasó?

El equipo se imagina que 100 cabezas nucleares, cada una de un tamaño similar a las que impactó en Hiroshima, impactan en el subcontinente indio, debido a una supuesta guerra entre India y Pakistán. El equipo hizo la simulación con dichos países ya que, a pesar de tener un arsenal militar, su poder no es tan grande como el de otros países (EE.UU, Rusia o China); la idea es dar a entender lo que dos países casi sin potencial pueden llegar a hacer, e imaginar luego lo que serían capaces países que sí tengan un armamento nuclear importante.

Una vez explotan las bombas…

  • Cinco megatones de carbono negro entran an la atmósfera inmediatamente: éste absorbe el calor del sol antes de que pueda llegar a la Tierra. Una parte del carbono negro cae de nuevo en la Tierra en forma de lluvia.
  • Después de un año, la temperatura caería dos grados. Después de cinco años, el planeta sería tres grados más frío. Veinte años más tarde, el mundo se calentaría de nuevo, pero la temperatura sería un grado más fría que antes de la guerra nuclear.
  • La bajada de temperaturas reduciría la cantidad de lluvia. El quinto año después de la guerra, habría un 9% menos de lluvia. 25 años después, la Tierra recibiría 4,5% menos de lluvia.
  • Las reacciones químicas en la atmósfera corroen la capa de ozono del planeta, que protege a los habitantes de la Tierra de la radiación ultravioleta. En los cinco años posteriores a la guerra, el ozono es de 20 a 25% más delgado. Diez años después, la capa de ozono se recupera, pero es un 8% más fina que antes de la guerra.
  • La disminución de la protección ultravioleta puede conducir a más quemaduras solares y cáncer de piel en las personas, así como a la reducción del crecimiento de plantas y que el ADN de cultivos, como el maíz, se desestabilice.
Fuente http://www.popsci.com/article/science/co...
Curiosidades relacionadas