Unas huellas homínidas de 5,7 millones de años desafían la línea evolutiva humana

Si algo nos han enseñado los descubrimientos de los últimos años, es que la evolución humana es un puzzle realmente complicado. Y cada pieza, es un problema más. Ahora, un nuevo descubrimiento en la isla mediterránea de Creta podría añadir un rompecabezas más, ya que los investigadores afirman que las huellas encontradas en la isla se remontan a unos 5,7 millones de años.

Los fósiles se han encontrado en Trachilos, Creta occidental, y parecen demostrar muchas características de homínidos cuando se creía que estos estaban evolucionando, en relativo aislamiento, en África, ya que las huellas que hay son bípedas.

En el estudio, publicado en la revista Proceedings of the Geologists’ Association, los expertos sostienen que, a pesar de carecer de cualquier otro hueso fósil, las huellas indican que los simios bípedos eran presentes en Europa hace 5,7 millones de años. Es probable que esta afirmación sea pesada para otros antropólogos, sobre todo porque el homínido más antiguo está datado de hace 4,4 millones de años -gracias a un fósil bastante completo- y se encontró en la actual Etiopía.

Per Ahlberg, coautor del estudio, afirma que “es una prueba fehaciente de la evolución humana y generará mucho debate”. Sin embargo, concluye que “está por ver si la comunidad de investigadores de los orígenes humanos da por válidos las huellas fósiles como evidencia concluyente de la presencia de homínidos en Creta”.

A medida que se hacen más descubrimientos, nuestra historia se complica cada vez más. Más que una línea evolutiva sencilla, desde el simio hasta el humano, la imagen que emerge es una espesura de especies que forman una evolución convulsa y confusa. Este último estudio es una muestra más de ello.

Curiosidades relacionadas Más del autor

Comentarios