Olga Murashova, que es el nombre de esta chica no quiso renunciar a su sueño de estudiar en la India y tal es su afán que ha llegado a ofertar en internet algo muy valioso para una mujer, su virginidad.

Olga la ha colgado en la red por 40.000 rublos, lo que vienen a ser un poco menos de 1000€.

Por el momento aun no ha tenido ningún comprador, por lo que sigue a la venta.

Es curioso como en Rusia hacen frente a los problemas.