Los ordenadores con grafeno: 1000 veces más rápidos y menos contaminantes

El descubrimiento del grafeno en 2004 arrastró una oleada de estudios para descubrir que es un material maravilloso, con un conjunto de propiedades únicas y altamente aplicables. Una de ellas es su capacidad de conducir calor diez veces mejor que el cobre, el conductor más comúnmente utilizado en la electrónica. A temperatura ambiente, el grafeno también es capaz de conducir electricidad 250 veces mejor que el silicio, y es, de momento, el material más rápido en esta temática.

Esto llevó a un equipo formado por técnicos de varias universidades estadounidenses a desarrollar un transistor basado en grafeno. En un estudio publicado en la revista Nature Communications, el equipo descubrió que podría funcionar mejor que los transistores de silicio utilizados en los ordenadores actuales.

Esto merece una rápida explicación: los transistores son clave en los circuitos de ordenadores actuales, ya que actúan como un interruptor de encendido y apagado que permiten el paso de las señales electrónicas y la energía eléctrica. Cuando se juntan, los transistores forman compuertas lógicas, el núcleo de los microprocesadores, que sirven como entrada y salida y actúan como 0 o 1 (código binario). Esto es lo que permite a los microprocesadores resolver problemas de lógica y computación.

Si queremos seguir sumando y avanzando en la tecnología, necesitamos ordenadores más rápidos para poder ejecutar simulaciones más grandes y mejores para la ciencia, para la exploración espacial, o incluso para Wall Street”, afirma Ryan Gelfand, coautor del estudio y profesor asistente de la Universidad Central de Florida. “Para llegar a ello, ya no podemos confiar en los transistores de silicio“.

Los circuitos de grafeno que creó el equipo gracias a cintas de grafeno mejoró mil veces la velocidad del ordenador y requería solo una centésima parte de la potencia requerida por los ordenadores de silicio. Además, estos circuitos eran, además, más pequeños, lo que podría permitir a los dispositivos electrónicos más pequeños exprimir más su funcionalidad.

Fuente Futurism
Comentarios