La piraña negra es el animal con la mordida más fuerte del mundo con la relación de peso y tamaño. Su mordisco tiene una potencia de 30 veces el peso corporal del pez debido a su mandíbula y unos músculos vigorosos. Si tenemos en cuenta esta relación de tamaño y peso, las pirañas superan al Tyrannosaurus Rex y a los tiburones blancos, según un estudio de los científicos de la Universidad de el Cairo.

La investigación que realizaron se llevó a cabo con 15 pirañas negras del río Amazonas en Brasil. Los animales mordían un aparato que media la potencia cuando estos cerraban la mandíbula. Esto fue una tarea bastante peligrosa pero gracias a esto, se determinó que estos pequeños animales tienen unos músculos de grandes tamaños equivalentes al 2% de la masa de la propia piraña.

La revista Scientific Reports, asegura que la fuerza de la mordedura de una piraña equivale a 320 néwtones siendo tres veces superior a la de un cocodrilo del mismo peso.

Con todos estos datos, se calculó cual podría ser la fuerza de las mega pirañas del Paraná, las cuales están ya extinguidas. El peso de estas pirañas era de 10 kilos y medían sobre 70 centímetros. Los resultados apuntan a que la fuerza de estas megas pirañas era de entre 4000 y 10 mil néwtones.