Próxima Centauri, la estrella más cercana a nuestro Sistema Solar, guardaba un secreto

Gracias a los datos obtenidos por el Observatorio ALMA, en Chile, se ha sabido que un anillo de polvo cósmico rodea la estrella más cercana a nuestro Sistema Solar: la tenue enana roja Próxima Centauri. Este descubrimiento significa que el sistema planetario que alberga la estrella podría ser más rico de lo que pensábamos.

Se estima que el cinturón de polvo, compuesto probablemente de trozos de roca y hielo, está extremadamente frío, a una temperatura de unos -230ºC -tan frío como el cinturón de Kuiper en nuestro propio Sistema Solar-.

“El polvo que existe alrededor de Próxima es importante porque es el primer indicio de que esa estrella es el centro de un sistema planetario elaborado, y que no tiene solo un único planeta”, afirma Guillem Anglada, del Instituto de Astrofísica de Andalucía. Pero la cosa no queda ahí. Según el propio equipo, los datos sugieren que podría haber otro cinturón de polvo, incluso más frío, diez veces más lejos de la estrella.

Hasta ahora solo tenemos la confirmación de un planeta en el sistema de Proxima Centauri, descubierto en agosto del 2016. Solo dos meses después, nuevos cálculos revelaron que este planeta podría estar cubierto de agua líquida y tener una atmósfera delgada y gaseosa, dos signos que aumentan su probabilidad de albergar vida.

Datos más recientes han abierto la posibilidad de que los rayos que recibe Próxima b -el planeta que orbita a esta estrella- de su astro hagan inhabitable el planeta. Todo serán especulaciones, hasta que la ciencia avance lo suficiente como para poder enviar una sonda allí.

Mientras tantos, no queda otra que espiar continuamente a nuestro “vecino”, logrando también una mejor comprensión del nacimiento de nuestro Sistema Solar.

Fuente Science Alert

Curiosidades relacionadas Más del autor

Comentarios