Un virus crea su propia genética, desafiando la biología estándar

Los miembros de la familia del Pandovirus no solo son extraordinariamente enormes, sino que también tienen más genes que cualquier otro virus. Ahora, el descubrimiento de tres nuevos miembros podría finalmente ayudarnos a comprender por qué son tan grandes y llevarnos a los orígenes de todos los virus.

Un nuevo análisis llevado a cabo por investigadores franceses ha encontrado que, a pesar de todas las similitudes estructurales y funcionales entre los miembros de Pandoraviridae, los seis ejemplares conocidos de estos virus tienen sorprendentemente pocos genes en común.

Al ser un virus tan grande, es extraño pensar que sean nuevos para la ciencia: las primeras escrituras datan del 2003, después de confundirse con una pequeña bacteria. Al buscar más ejemplos, los investigadores descubrieron otros más en 2013 y en 2015.

La mayoría de virus no necesitan muchos genes para reproducirse; lo que hacen es “secuestrar” la maquinaria celular de otros organismos. Pero estos virus hacen una excepción.

Los Pandovirus tienen un 93% de genes distintos encontrados en otros organismos, lo que indica una vía evolutiva diferente. Los genes que son únicos para cualquier rama del árbol genealógico se describen como genes “huérfanos”, y es muy inusual ver tantos en una especie.

El reciente descubrimiento de dos nuevas especies de Pandovirus hace que se conozcan un total de seis, y estos genes huérfanos han podido ser comparados en detalles: la sorpresa, es que todos ellos son únicos. Es decir, no solo no coincidían con los de otra especie, también son completamente diferentes entre los propios Pandovirus.

Pero la segunda sorpresa dio a los investigadores una pista muy importante: los genes huérfanos contenían firmas de regiones “intergénicas” no codificantes. Esto es un virus que produce nuevos genes en lugar de heredarlos de un antecesor compartido.

Esto ubica a estos virus en una rama bastante interesante de la biología, donde los genes se crean rutinariamente desde cero en lugar de modificarse desde una “biblioteca preexistente”.

Fuente Science Alert
Comentarios