Nos atraen las personas que se parecen a nuestros padres

whywearesecr ¿Alguna vez has visto una pareja por la calle y has pensado que son hermanos debido a su parecido? Es normal. Muchos especies animales «aprenden» que una pareja adecuada se basa en apariencia y comportamiento de sus padres, y así, al parecer, lo hacemos también los humanos.

Los científicos han sabido por mucho tiempo que diversas especies, entre las que se incluyen aves, mamíferos y peces, tienen compañeros sentimentales que se parecen a sus padres. Esto se conoce como impresión sexual positiva. Por ejemplo, si una madre de cabra se ocupa de una oveja bebé, o una oveja madre cuida a un bebé de cabra, a continuación, los bebés crecen y tratan de aparearse con la especie de su madre adoptiva, en vez de con la suya.

Parece ser que los humanos también «aprenden» de los padres de manera similar. cuando se pregunta a la gente para juzgar similitudes entre las parejas heterosexuales y sus padres a partir de fotos, emerge una imagen fascinante: las mujeres tienden, en promedio, a seleccionar aquellos a los que tienen una retirada a sus padres, mientras que los hombres a menudo eligen a aquellos que se parecen un poco a sus madres. Las semejanzas no sólo concuerdan en la cara, sino que también se puede ver similitudes en las alturas, color de pelo, ojos, etnia, e incluso el grado de vello corporal.

Pero, ¿por qué? No es algo puramente biológico, ya que un estudio afirmó que las mujeres adoptadas buscaban hombres que se pareciesen a su padre no-biológico. También, se ha demostrado que no sólo el aspecto es el que importa: se trata también de la relación existente. Las personas que reportaban tener una mejor relación en la infancia con sus padres, eran más propensos a verse atraídos por aquellos que se asemejaban más a sus padres.

Pero seguimos buscando más allá. El hecho de ser familia parece no ser la respuesta: existe la impresión sexual negativa, que apaga cualquier atracción con aquellas personas con las que pasaste el mayor tiempo de tu infancia. Sin embargo, y un hecho que corrobora lo anteriormente mencionado, existen estudios que afirman que puede haber atracción en hermanos que han sido separados y se conocen por primera vez cuando son adultos.

Pero, ¿cuándo desarrollamos estas preferencias? Parece ser que la pubertad tiene algo que ver: si se ha tenido una mejor relación con sus padres tras la pubertad, se es más propenso a ser atraído por aquellas personas con ojos parecidos a ellos; sin embargo, si tras la pubertad no se ha tenido tanta relación, la ciencia afirma que se buscará a una pareja con un color de ojos diferente.

Vale, ahora sí. ¿Cuál es la explicación biológica para este comportamiento? Resulta que el acoplamiento con un miembro lejano de la familia parece ser la mejor opción, biológicamente, para producir niños sanos. Así pues, una posibilidad es que, si te sientes atraído por una persona que se da un aire a tu padre, tu instinto es probable que actúe a su favor. Esto podría hacerte creer, inconscientemente, que tendrías hijos más sanos.

A pesar de esta investigación, si afirmas que tu pareja no se parece en nada a tu padre, no me sorprendería. La semejanza paternal no está en la cima de la lista de los deseos de cualquier persona. Como la mayoría de las personas, es probable que se prefiera a una pareja amable, inteligente y atractiva.

Fuente http://www.independent.co.uk/life-style/...
Curiosidades relacionadas