Muchos habréis oido decir que el emperador francés Napoleón inventó un teorema geométrico pero esto no es cierto, el teorema es el siguiente:

“Dado un triángulo plano cualquiera, dibujemos triángulos equiláteros apoyados en cada uno de sus lados y representemos el baricentro de cada uno de ellos. Entonces el triángulo que tiene como vértices a esos baricentros es un triángulo equilátero, sea como sea el triángulo inicial.”

El malentendido del asunto surgió cuando Napoleón tuvo una conversación con Lagrange y Laplace en la que demostraba un teorema de Mascheroni, personaje con el que Napoleón tenía un vínculo muy fuerte. Lagrange y Laplace, dos matemáticos muy influyentes (que desarrollaron además sus propios teoremas), se quedaron sorprendidos al ver que Napoleón les daba clase de geometría.