¿Qué es el amor? Así ha sido explicado durante 400 años

 El amor es uno de los términos más difícil de explicar, junto con el arte, la ciencia o la filosofía. Pero, a pesar de su dificultad, muchos han tratado de acercarse a una explicación que contente a todo el mundo, a pesar de que cada uno tenga una percepción más o menos compleja o intensa.

Por eso, os dejamos algunas ideas memorables y atemporales sobre el amor, entresacadas de varios cientos de años de historia de la literatura:

  • Kurt Vonnegut, escribió en Las sirenas de Titán que “amar es todo el que esté cerca para ser amado“.
  • Anaïs Nin, en Correspondencia de Anaïs Nin y Henry Miller escribió que “el amor no es sino la aceptación del otro, sea quien sea“.
  • Stendhal (pseudónimo de Henri Beyle) escribió en su libro De Amor que “el amor es como una fiebre que va y viene independientemente de la voluntad… no hay límites de edad para el amor“.
  • En Los cuatro amores de CS Lewis se puede leer que “amar es ser vulnerable. Si amas cualquier cosa, te retorcerán el corazón y posiblemente se romperá. Si deseas asegurarte de mantenerlo intacto, no debes dar tu corazón a nadie, ni si quiera a un animal. Envolverlo cuidadosamente con pasatiempos y pequeños lujos; evitar los enredos, encerrarlo en el ataúd o el féretro de su egoísmo. En ese cofre -seguro, oscuro, inmóvil, sin aire- va a cambiar. No se romperá; llegará a ser irrompible, impenetrable, irredimible. La alternativa a la tragedia, o al menos al riesgo de tragedia, es la condenación. El único lugar fuera del cielo donde se puede estar a salvo de todos los peligros y perturbaciones del amor es el infierno“.
  • En su libro Rábano Picante: Verdades Amargas que No Puedes Evitar, Lemony Snicket afirma que “el amor puede cambiar a una persona la forma en que un padre puede cambiar a un bebé – torpemente, y a menudo con desorden“.
  • Una de las frases más filosóficas es la planteada por Susan Sontag, en su libro La conciencia uncida a la carne: “no hay nada misterioso, en las relaciones humanas. Salvo el amor“.
  • Charles Bukowski, en Un perro del infierno, afirma que “el amor es algo así como cuando ves una niebla por la mañana, cuando te despiertas antes de que salga el sol. Sólo un poco de tiempo… y se esfuma. El amor es una niebla que se quema con la primera luz del dia de la realidad“.
  • El archiconocido Shakespeare, en El sueño de una noche de verano da una de las frases más hermosas: “el amor no se ve con los ojos, sino con la mente“.
  • Ambrose Bierce, en Diccionario del Diablo, dice que “el amor es una locura temporal curable por boda“.
  • Yo misma: historias de mi vida es un libro autobiográfico de Katharine Hepburn. En él leemos que “el amor no tiene nada que ver con lo que estás esperando conseguir -sólo con lo que estás esperando dar- que es todo“.
  • El filósofo y matemático Bertrand Russel, en La conquista de la felicidad, afirma que “de todas las formas de precaución, la cautela en el amor es tal vez la más mortal de la verdadera felicidad“.
  • Fedor Dostoievski, en Los hermanos Karamazov da una definición un tanto pesimista, pero igualmente bella: “el amor es el sufrimiento de no poder amar“.
  • El biólogo evolucionista Richard Dawkins en una carta a su hija de diez años de edad, explica la importancia de la evidencia en la ciencia y en la vida: “las personas a veces dicen que hay que creer en los sentimientos, con lo cuál nunca podrías confiar en cosas como ‘mi mujer me ama’. Pero es un mal argumento. No puede haber muchas pruebas de que alguien te ama. Durante todo el día, cuando estás con alguien que te ama, se ven y se oyen un montón de pequeños fragmentos de pruebas, y todos ellos se suman. No es el interior de un sentimiento, algo como lo que los sacerdotes llaman revelación. Hay cosas que están fuera para respaldar las sensaciones del interior: mira a los ojos, fíjate en la voz, en los pequeños favores y bondades; todo esto es una evidencia del amor“.
  • El autor español Paulo Coelho en El Zahir: Una Novela de Obsesión afirma que “el amor es una fuerza salvaje. Cuando tratamos de controlarlo, nos destruye. Cuando intentamos aprisionarlo, nos esclaviza. Cuando tratamos de entenderlo, nos hace sentir perdidos y confundidos“.
  • Haruki Murakami, en Kafka en la orilla: cualquier persona que se enamora es la búsqueda de las piezas perdidas de sí mismo. Así que cualquiera que esté enamorado se pone triste cuando piensa en su amante. Es como retroceder en el interior de una habitación que tiene buenos recuerdos de una persona que no has visto en mucho tiempo“.
  • Antoine de Saint-Exupéry, en La Odisea de aviador: Vuelo nocturno / Viento Arena y Estrellas / Piloto de guerra: “el amor no consiste en mirarse el uno al otro, sino en mirar juntos en la misma dirección“.
  • Para finalizar, Louis de Bernières en La mandolina de Corelli afirma que “el amor es una locura temporal, irrumpe como un volcán y luego desaparece. Y cuando se desploma, tienes que tomar una decisión. Hay que volver a tus raíces por lo que has entrelazado, porque eso es el amor. El amor no es una falta de aire, no es emoción, no es la promulgación de las promesas de la pasión eterna, no es el deseo de aparearse cada segundo y minuto del día, no es estar despierto por las noches imaginando besar todos los rincones de su cuerpo. No. Eso es sólo ‘estar enamorado’, algo que cualquiera puede hacer. El amor es lo que queda cuando el amor se ha quemado, y es a la vez arte y un afortunado accidente“.
Fuente https://www.brainpickings.org/2013/01/01...
Comentarios