Secuencian el genoma del koala: ¿cómo puede comer eucalipto, si es tóxico?

La noticia principal sería que todo el genoma del koala ha sido secuenciado. Esto significa que ahora tenemos una lectura completa de los genes y del ADN de este icónico mamífero. Esto hace profundizar nuestro conocimiento sobre ellos, y, más específicamente, entender cómo logran sobrevivir con una dieta a base de eucalipto, que es tóxico.

El koala tiene un genoma un poco más grande que el humano, con 3.500 millones de pares de bases de ADN y con 26.000 genes. Y en este puzzle genómico está la respuesta de por qué pueden tolerar una dieta en base a un alimento tóxico.

El koala ha multiplicado una familia de genes que codifican enzimas que descomponen las toxinas de las hojas de eucalipto. La evolución de estas copias genéticas adicionales ha permitido que el koala supere a otros animales, incluso a costa de dormir la mayor parte del día.

El genoma también nos da pistas sobre los hábitos alimenticios del koala: evitan los sabores amargos y pueden “oler” el agua para escoger las hojas de eucalipto más jugosas.

El genoma también nos da nuevas informaciones sobre cómo son las crías: al igual que otros marsupiales, nacen aproximadamente del tamaño de un guisante y completan la mayor parte de su crecimiento en la bolsa.

Con esta nueva información, se podrá también monitorear la diversidad genética en las poblaciones sobrevivientes y maximizar el flujo de genes entre las poblaciones conectadas; el mantenimiento de la diversidad genética es importante, ya que diferentes animales pueden montar respuestas distintas a las amenazas y enfermedades ambientales. Un buen ejemplo es la clamidia, una bacteria que afecta especialmente la reproducción de los koalas y su salud ocular.

Fuente Science Alert
Comentarios