Anécdotas de guerra XXVI: Las Biblias, agotadas

Los ejemplares de bolsillo de la Biblia se agotaron en Gran Bretaña durante la guerra. Llevadas en unos casos por su fe religiosa y en otros por la superstición, las madres de los soldados que estaban luchando en las trincheras enviaban a sus hijos esos pequeños libros, en la creencia de que servirían para protegerles literalmente de las balas enemigas.

Según se comentaba, muchos soldados se habían librado de la muerte al colocarse una de esas pequeñas Biblias en el bolsillo del pecho que llevaban las camisas del uniforme, protegiendo el corazón.

En realidad, durante toda la guerra, sólo se documentaron dos casos en los que una Biblia detuvo una bala enemiga, salvando la vida a su afortunado poseedor.

Fuente libro: "Es la guerra"......
Curiosidades relacionadas