El origen de la astrología y los signos zodiacales

sistema-solar-600x480

Cada día, miles de personas de todo el mundo toman importantes decisiones médicas, profesionales o personales basándose en los consejos de astrólogos. Algunas de estas personas son las mismas que creen que los signos zodiacales definen nuestra personalidad. ¿Alguna vez te has preguntado de dónde proceden todas estas creencias o si la astrología se basa en algún tipo de conocimiento científico? pues a continuación te lo contamos.

 

¿Qué es la astrología?

Es una pseudociencia que estudia el movimiento de los astros y la influencia que estos ejercen sobre nuestras vidas.  Comprende varios sistemas de adivinación basados en la premisa de que existe una relación entre los fenómenos astronómicos y nuestra realidad.

La astrología no debe confundirse con la astronomía, que estudia el origen y la naturaleza de la materia oscura y los cuerpos celestes desde un punto de vista físico, químico y matemático. Así pues, la gran diferencia es que la astrología es una pseudociencia y la astronomía una ciencia.

Con una historia de más de 4 mil años, es de esperar que la astrología fuera muy importante para las civilizaciones antiguas, que pronosticaban cambios de estaciones y algunos eventos climáticos observando el «cielo». De esta forma, podían, por ejemplo, encontrar el mejor momento para sembrar o recoger las cosechas. Así, la astrología empezó cuando indios, chinos, mayas y muchas otras culturas ancestrales desarrollaron diferentes sistemas para predecir los acontecimientos terrestres basándose en las observaciones celestiales.

El origen de los signos del zodiaco

Los signos del zodiaco proceden de la mezcla de varias culturas y se cree que su estudio comenzó con los egipcios, que lo llevaron a los babilonios y estos a los griegos.  Estos últimos, hace unos dos mil años, nos transmitieron la idea de que el día y el mes en el que nacemos condiciona nuestra personalidad. Por aquel entonces, los conocimientos astronómicos eran muy limitados y la actual diferenciación entre la astrología y la astronomía todavía no existía.

353px-Sign_cusps.svg«Zodiaco” procede de la palabra griega “zoon” que significa animal y “kyklos” que significa rueda. De esta forma, el término «Zodiaco” significa «rueda de animales».  Esta rueda representaría la esfera celeste es decir, la esfera que rodea la tierra a través de la cual, desde nuestro punto de vista, se mueven los astros. Es lo que vulgarmente llamaríamos cielo y permite representar las direcciones en que se hallan los objetos celestes. Concretamente, se tiene en cuenta la banda celeste, es decir, la línea curva trazada por el recorrido del sol (siempre desde nuestro el punto de vista, puesto que es la tierra la que se mueve alrededor del sol).

En astrología, los signos del zodiaco corresponden a las constelaciones más importantes de la banda celeste.  Babilonios y griegos dividieron esta banda en doce partes iguales, siendo cada una de ellas un sector del cielo de una extensión de treinta grados de arco. Cada uno de estos sectores fueron bautizados con el nombre de la constelación más destacada y cada una de estas doce constelaciones corresponden a los 12 signos del zodiaco. La banda celeste es recorrida por el Sol, la Luna, y los planetas de modo que avanzan un sector de 30 º cada mes del año. De ahí el hecho de que según el mes en el que hallamos nacido nos corresponda un signo del zodiaco determinado.

Según los astrólogos, la alineación de los planetas, condiciona nuestra personalidad y nuestro futuro. De esta forma,  basándose en nuestra situación actual y en la posición del Sol, la Luna y otros astros en el momento de nuestro nacimiento, podrían saber, por ejemplo, si encontraremos trabajo o pareja.

Otras culturas con tradición astrológica como la china otorgan también una importancia especial a esta región del cielo, aunque definen un zodiaco diferente.  De hecho, los signos del zodiaco varían dependiendo de cada cultura. Si bien es cierto que han coincidido a la hora de atribuir ciertas características a las constelaciones y planetas, existen grandes contradicciones entre diversas culturas. Por ejemplo, en nuestra cultura, Venus es considerado el planeta del Amor, en cambio, en la cultura maya, simbolizaba el dios de la destrucción y anunciaba calamidades.

¿Realmente pueden condicionarnos los astros?

Según el estudio Jóvenes Españoles 9917 (realizado en 1999 en España por la Fundación Santa María bajo la dirección del sociólogo Javier Elzo) un 41% de los jóvenes españoles creía en la astrología y el horóscopo y un 33% en la posibilidad de predecir el futuro. Unas cifras bastante altas teniendo en cuenta que no se ha demostrado que los astros tengan alguna influencia astrológica en las personas.

astrologia2000La única influencia comprobada que algunos cuerpos ejercen en las personas, sobre todo los más cercanos, pueden ser físicos (atracción gravitatoria) o psíquicos (por creencias personales). La ley de la atracción gravitatoria se refiere a que los cuerpos, por el simple hecho de tener masa, experimentan una fuerza de atracción hacia otros cuerpos con masa. Esta fuerza aumenta con la masa y disminuye con la distancia y es lo que conocemos como fuerza gravitatoria o fuerza gravitacional. Explica, entre otras muchas cosas, por qué orbitan los planetas y el fenómeno de las mareas.

Y sí, los planetas, el sol y la luna, de la misma forma que ejercen atracción sobre la tierra, también ejercen una pequeñísima fuerza gravitatoria sobre las personas, pero no modifican nuestro comportamiento. Y si pudieran modificarlo, también deberíamos tener en cuenta la fuerza gravitacional ejercida por el médico que ayuda en el parto, puesto que, teniendo en cuenta la distancia, la fuerza gravitatoria que éste ejerce es seis veces superior a la del planeta Marte. Entonces… ¿la alineación del médico con la futura madre y el recién nacido también influiría en nuestra personalidad?

Además, según los astrólogos, los horóscopos no solo se basan en la fuerza gravitatoria, también influyen lo que ellos llaman «fuerzas mágicas»…

Las predicciones astrológicas se han estudiado desde un punto de vista científico y estadístico. Durante el estudio estadístico, se han agrupado a miles de personas en función de su fecha de nacimiento y no se ha encontrado ninguna relación entre ésta y su personalidad. Y en un ámbito más científico, se ha estudiado la posible existencia de algún tipo de fuerza o energía relacionada con la posición de los planetas que pueda repercutir en nuestras vidas. Y nada. Así, la comunidad científica considera que la astrología es una pseudociencia o una superstición.

Los críticos también señalan la excesiva ambigüedad de las predicciones astrológicas, dado que pueden ser ajustadas a casi cualquier evento futuro que ocurra. Además, cuando analizamos los rasgos de nuestra personalidad y los comparamos con los que «corresponden» a nuestro horóscopo, solo nos fijamos con las coincidencias.

Por último decir que el ilusionista y escéptico James Randi ofrece un premio de un millón de dólares al que logre demostrar científicamente la existencia de un fenómeno o poderes paranormales, incluyendo la astrología. El premio todavía está esperando un destinatario…

Fuente https://es.wikipedia.org/wiki/Astrolog%C...
Curiosidades relacionadas