Los presos brasileños pueden reducir su condena si leen libros


El servicio federal de penitenciarías de Brasil instauró un nuevo programa que busca reducir la duración de las condenas de muchos presos a la vez que se combate el alto nivel de analfabetismo en las cárceles brasileñas. Por cada libro leído, se le restan cuatro días de la condena, hasta un máximo de 48 días al año.

Todo lo que tiene que hacer el condenado es leerse un libro y escribir una reseña sobre lo que ha leído, que es evaluada por los encargados del programa. El nombre oficial de esta iniciativa es «Cumplimiento mediante la lectura» y, entre otras cosas, busca dar a los reos una visión distinta del mundo fuera de la cárcel mienrras les educan para que tengan una mejor vida al abandonar su encierro.

Fuente http://www.theglobeandmail.com/news/worl...
Curiosidades relacionadas