El polluelo que imita a una oruga venenosa

Muchas aves, suelen tener serios problemas para sobrevivir en los primeros estadios de su vida debido a los depredadores, que buscan nidos para alimentarse de sus polluelos. En concreto, el polluelo de la especie plañidera cenicienta (Laniocera hypopyrra) tiene un curioso modo de evitar esto: imita a una oruga venenosa (Megalopygidae), no sólo en su aspecto, sino también sus movimientos.

Los ejemplares adultos de esta especie son aves grisáceas que poco tienen que ver con su aspecto de polluelos, pero al eclosionar los huevos, éstos tienen un color naranja intenso y unas plumas únicas que imitan las de una oruga.

Lo más curioso es que los polluelos imitan los movimientos de una oruga cuando se sienten amenazados, con el fin de disuadir a la amenaza en cuestión (normalmente serpientes o monos), como podréis ver en este vídeo:

orugapollo