El Pentágono ya tiene su propio guepardo robótico

Un cuadrúpedo robótico es la nueva mascota del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Se trata de uno más de los proyectos que el Ejército norteamericano subvenciona con el fin de lograr un nuevo método para el transporte de cargas sobre el terreno.

El Wildcat, una versión renovado del Cheetah, ha sido construido en los laboratorios de Boston Dynamic con el apoyo de la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa (Darpa), responsable de los sofisticados proyectos del Pentágono.

Esta especie de guepardo venido del futuro puede correr a gran velocidad en todo tipo de terrenos. Sus articulaciones le permiten moverse a 25 kilómetros por hora en terreno llano, un poco más lento que la versión anterior, que alcanzaba los 45 km/h, lo que le producía ciertos problemas de estabilidad. En cambio, en esta versión, el robot consigue un mejor equilibrio, es capaz de tomar curvas cerradas y frenar en seco.

El vídeo muestra las primeras pruebas sobre el terreno del Wildcat

EEUUguepardorobótico