La «vela» de la NASA que explorará los límites del Sistema Solar

artículoLa NASA ha comenzado a trabajar una especie de ‘vela solar gigante’ que, mediante el uso de protones a partir del viento solar, alcance enormes velocidades y haga los viajes interestelares una realidad. Este concepto no tripulado se denomina Heliopause Electrostatic Rapid Transit System (HERTS). La nave Voyager ha tardado más de 30 años en poder acceder a los confines del Sistema Solar, y HERTS recortaría el viaje a una tercera parte.

«Nuestra investigación ha demostrado que una misión de HERTS podría llegar a la heliopausa (región exterior del Sistema Solar, donde la influencia del Sol termina y comienza el espacio interestelar) en menos de 10 años», afirma Bruce Weigmann, ingeniero de la NASA e investigador principal del HERTS. «Esto podría revolucionar los retornos científicos de este tipo de misiones».

Probablemente ya hayas leído anteriormente sobre las velas espaciales. Japón realizó su propia prueba de Ikaros, mientras que la Sociedad Planetaria voló su propio diseño, llamado LighSail, el año pasado. Pero este concepto es ligeramente distinto.

Las velas solares simplemente utilizan la presión del viento solar para generar empuje. Si bien esto proporciona una aceleración continua durante largos periodos y distancias, más allá del cinturón de asteroides, situado a 5UA (unidades astronómicas. 1UA es la distencia Tierra-Sol), la aceleración se torna mínima.

El HERTS, sin embargo, utiliza la carga eléctrica de los protones. «Con el continuo flujo de protones, el HERTS continuará acelerándose a 16-20 UA, tres veces más lejos que otras velas solares», afirma Bruce. «Esto creará velocidades mucho más altas y constantes».

Para aprovechar los protones, el HERTS utilizará de 10 a 20 correas de sujeción con de tan sólo 1 milímetro de espesor, pero de 20 kilómetros de largo, expandiéndose desde un punto central y dándole un lapso total de 40 kilómetros. Estos cables repelerían electrostáticamente los protones del Sol, creando una cantidad de empuje que se acumularía con el tiempo. Con este método, se podría alcanzar velocidades de hasta 150 kilómetros por segundo, o 30UA por año, pudiendo explorar los confines del Sistema Solar en unos años en lugar de décadas.

La agencia espacial ha comenzado a probar el concepto en su Centro de Vuelo Espacial Marshall en Huntsville, Alabama. Las pruebas estudiarán la tasa de colisiones de protones y electrones en un alambre cargado eléctricamente, para ver cuánto empuje necesitaría el HERTS en el espacio. El proyecto sugiere que se podría poner en marcha entre 2025 y 2030.

Fuente http://www.nasa.gov/centers/marshall/new...
Curiosidades relacionadas
Comentarios