El Papa que fue desenterrado para ser juzgado

Su cadáver fue al juicio

En la Antigua Roma, entre los años 872 y 965, el papado no solo se encargó de predicar la palabra de Dios, sino que participó en las violentas luchas de poder entre las familias dirigentes de la ciudad, y las disputas por el control de la península itálica. Y unos de sus representantes tuvo una macabra historia. El Papa que fue desenterrado para ser juzgado.

El papa Formoso es sometido a juicio después de muerto. Pintura de Jean-Paul Laurens.
Quién fue Formoso

Bajo el mandato del papa Nicolás I, Formoso fue declarado obispo de Porto -diócesis situada en la desembocadura del Tíber- en el año 866, desarrollando una importante labor evangelizadora en la actual Bulgaria.

Pero en el año 877 Formoso fue excomulgado y expulsado de su diócesis por el entonces papa Juan VIII, debido a que este decidió apoyar la coronación de Arnulfo de Carintia, un bastardo de la dinastía carolingia con aspiraciones a imponerse como rey de Italia.

Luego de su excomulgación, Formoso decidió huir de Roma, encontrando refugio con los Spoleto, permaneciendo con ellos varios años en el norte de Lombardía.

En el año 883, el nuevo papa Marino I, decidió levantarle la excomulgación y lo restituyó en su antigua sede de Porto… Luego de dos pontífices que siguieron tras la muerte de Marino I, Formoso fue escogido de manera unánime como nuevo papa de Roma, en el año 891.

Ningún papa ha vuelto a llevar el nombre de Formoso. El cardenal Pietro Barbo lo intentó, pero fue disuadido. Entendemos por qué.
Muerte de Formoso

Ya para el año 896, Guido de Spoleto había muerto y su hijo Lamberto ascendió al trono, pero las tropas de Arnulfo lograron expulsar a los Spoleto de Roma.

A horas de ser secuestrado por seguidores de los Spoleto, Formoso fue liberado y a los pocos días logró coronar a Arnulfo de Carintia como nuevo emperador de Roma.

Días después de la coronación, el papa Formoso fallece -presuntamente envenenado- a los 80 años de edad.

La venganza y el juicio

Con el ascenso nuevamente al poder de los Spoleto, ellos convencieron al nuevo Papa, Esteban VI, de condenar los actos de Formoso. No solo metafóricamente. Al parecer, tenían la sangre en el ojo. Porque se les ocurrió desenterrarlo y vestirlo con las prendas papales. ¿Para qué? Para ser enjuiciado en un concilio. Hoy se le conoce como «Concilio Cadavérico» o «Sínodo del Terror».

Así es. Incluso se le asignó un abogado. En este sínodo estuvieron presentes cardenales, obispos y diversos dignatarios eclesiásticos. El cadáver estuvo muy silencioso durante el juicio. Fue encontrado culpable, invalidando su elección como papa y se invalidaron todos sus actos y ordenaciones realizados durante su papado.

luego del juicio le despojaron de las vestiduras papales. Le cortaron los tres dedos con los que los papas impartían sus bendiciones. Tras arrastrar el cadáver por las calles de Roma, fue quemado y arrojado al Tíber ante una multitud vociferante.

Se dice que una crecida del Tíber arrastró el cadáver de Formoso cerca de una orilla y fue encontrado por un pescador, el cual le dio cristiana sepultura… Años más tarde los restos del papa Formoso fueron depositados en el Vaticano, donde yacen hasta el día de hoy. El Papa que fue desenterrado por fin descansa en paz.

Fuente Venganza en el Vaticano: el "sínodo del cadáver"
Curiosidades relacionadas
Comentarios