Por qué los gatos negros traen mala suerte

Hoy encontramos el origen de uno de las supersticiones más comunes, el gato negro trae mala suerte, pero esto no ha sido siempre así, de hecho, hace 3.000 años en Egipto los gatos, también el de color negro, fueron los animales favoritos por la alta sociedad, y matar uno de ellos era un crimen capital.

Nos tenemos que situar en la Edad Media para encontrar el origen de esta superstición, en Europa comenzaron a relacionar al gato negro con brujas y hechizos. Era una época donde la lucha contra la brujería y la magia negra se esparcía por todo el continente. Es más muchas ancianas que vivían solas y alimentaban a gatos de la calle eran acusadas de brujas.

La leyenda cuenta que esta superstición tomó fuera cuando un padre y un hijo en Lincolnshire, caminaban durante una noche sin luna cuando un gato negro se les cruzó, ellos apedrearon al felino, hasta que este indefenso corrió a esconderse en casa de una mujer, de la cual se tenía sospecha de ser bruja.

Al día siguiente el padre y el hijo vieron como esta mujer tenía magulladuras y cojeaba y dedujeron que la bruja había tomado forma de gato negro. Esta creencia de que las brujas se convertían en gatos negros para pasar desapercibidas se extendió por Estados Unidos durante la caza de brujas de Salem.

Por todo esto un lugar antiguamente venerado terminó convirtiéndose en un animal despreciado en muchos lugares del mundo.

Curiosidades relacionadas
Comentarios