Maremoto nostrum: los tsunamis del Mediterráneo

a28239b8beac12d10a6739b9655c0ab3

El término tsunami se refiere a los maremotos, las gigantescas y a menudo mortales olas causadas por terremotos, erupciones volcánicas u otros eventos extraordinarios. Cuando escuchamos hablar de tsunamis de inmediato pensamos en el océano Pacífico, las costas de Chile, Japón, Indonesia o Malasia; sin embargo este fenómeno no se limita a esa parte del mundo y de hecho, uno de cada diez tsunamis se produce en el aparentemente tranquilo Mar Mediterráneo.

La mayoría de estos tsunamis son producto de terremotos provocados por el desplazamiento de la placa africana por debajo de la euroasiática. Estos terremotos que afectarían al Mediterráneo se generan en la zona de Argelia, donde las fallas son más pequeñas que en las del Banco de Gorringe, a unos 300 kilómetros al suroeste del Cabo de San Vicente (Portugal).

El riesgo de las zonas costeras, muy densamente pobladas, se considera «muy alto» en las clasificaciones de los expertos. Y es que más de 130 millones de personas viven habitualmente en pueblos y ciudades que se asoman directamente al Mediterráneo. Otro motivo de preocupación es que, en el Mediterráneo, una ola recorre una distancia muy corta antes impactar en la costa, lo que reduce enormemente la efectividad de una alerta en comparación con otras regiones del planeta.

El tsunami mediterráneo más conocido e impactante fue el ocurrido el 21 de julio de 365 d.C., causado por un terremoto en Creta y que asoló las costas de Libia y Egipto, produciendo innumerables muertes, especialmente en ciudades como Apolonia y Alejandría, y que dejó barcos varados hasta tres kilómetros tierra adentro.
Otra combinación mortal de terremoto y tsunami se dio en tiempos más recientes, y es recordado como el terremoto de Mesina de 1908, que afectó el sur de Italia, matando a cerca de 200.000 personas.

La mayor catástrofe natural jamás producida en la panínsula se produjo en el año 1755, cuando un terremoto submarino frente a las costas de Cádiz (y que fue de intensidad 9) provocó un tsunami que mató a 15.000 personas. Los expertos sostienen que si algo así se repitiera en la actualidad, la cifra de muertos sería similar a la del tristemente famoso tsunami de Indonesia de 2004, a consecuencia del que perecieron más de 300.000 personas.

La península ibérica está considerada por los expertos como una zona de alto riesgo de tsunamis. El riesgo es doble, ya que la península ibérica puede recibir tsunamis tanto en su vertiente atlántica (más fuertes, pero menos numerosos) como en la mediterránea (mucho más frecuentes, aunque menos fuertes).

maxresdefaultEl director de la Red Sísmica Nacional del Instituto Nacional de Geografía, Emilio Carreño afirma que la península afronta un «riesgo real» de sufrir un tsunami, con mayor probablidad en el Mediterráneo que en el Atlántico. Carreño, encargado de la supervisión de la Red Nacional de Alerta de Tsunami, ha explicado que las regiones más expuestas son la bahía de Cádiz, Huelva, el litoral del Mediterráneo y las Baleares, si bien la recurrencia de maremotos de gran intensidad es de 1.200 y 1.500 años.

Además de las simulaciones para conocer cuándo, dónde y qué altura alcanza la ola, el sistema se nutre de datos en tiempos real suministrados por las boyas y mareógrafos de Puertos del Estado de España y de Portugal.

«Hay más probabilidad de que un tsunami se produzca en la costa mediterránea, pero tendría mayor gravedad si ocurriese en el Atlántico.»

La red española de alerta de tsunamis se integra dentro del proyecto NEAMTWS (Sistema de Alerta Temprana de Tsunami en el Atlántico Noreste y el Mediterráneo, un sistema de predicción y alarma, que está intentando mejorar su capacidad de alerta; pero lo más probable es que la solución para evitar una catástrofe en la costa mediterránea vaya por la construcción de infraestructuras que reduzcan el impacto de estas olas gigantescas e impredecibles que de vez en cuando nos recuerdan nuestra fragilidad sobre la superficie terrestre.

Fuente http://www.ideal.es/nacional/201509/30/p...
Curiosidades relacionadas