Cuatro cosas que debes de saber sobre el acuerdo medioambiental de Paris

parisHace unas semanas os hablábamos de la importancia del acuerdo medioambiental de París. Finalmente, se ha llegado a un acuerdo nombrado como ‘histórico’ ya que es la primera vez que 195 países se ponen de acuerdo a la hora de tomar medidas para paliar el cambio climático. Os dejamos con cuatro cosas que debes de saber de este acuerdo medioambiental.

1. Es un evento que cambiará el mundo. Lo más llamativo de este acuerdo es que es uno sólo para todos los países, sin diferenciar entre estados ricos, estados que viven de los combustibles fósiles, o países pobres. También, lo importante es que no es un acuerdo en caliente. Se ha constituído un objetivo común, que por fin se ha definido: el acuerdo establece que el planeta mantendrá temperaturas «muy por debajo de 2ºC o a los mismos niveles de la época preindustrial».

También, se propiciará una reducción «científicamente creíble» del dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero. El acuerdo es algo confuso en este punto, pero se ha declarado que las emisiones deben alcanzar su punto máximo lo antes posible, y luego reducirse rápidamente.

En tercer lugar, como las actuales previsiones apuntan a que la Tierra aumentará tres grados su temperatura, es necesario que haya un mecanismo para que todos los países reduzcan sus emisiones: habrá revisiones quinquenales para comprobar que el país ha puesto de su parte para reducir su contaminación.

Por último, se hará un esfuerzo para implementar energías renovables en los países más contaminantes. Para ello se necesita financiación, y una parte clave del acuerdo ha sido el ofrecimiento de 100 mil millones de dólares hasta 2020.

2. Pese al optimismo, no es suficiente para paliar todos los efectos del efecto invernadero a corto plazo. Cabe recalcar que, al ser un acuerdo tan económicamente difícil, la disminución de los gases no será inmediata, y la progresión será lenta. Hasta entonces, los efectos de nuestra contaminación actual (y futura, hasta que las emisiones se vean reducidas) se seguirán viendo a modo de deshielo, desforestaciones y demás.

3. Vamos a tener que eliminar el dióxido de carbono de la atmósfera. El calentamiento que estamos sufriendo es culpa, en mayor parte, de la acumulación de dióxido de carbono. Para poder alcanzar el objetivo de limitar el calentamiento a «muy por debajo de 2ºC», habrá que recudir el CO2 de nuestra atmósfera.

Para ello, la sociedad tendrá que ir más allá y pensar en ‘emisiones negativas’, es decir, la eliminación de emisión de dióxido de carbono y su presencia en la atmósfera. Hay varias opciones para esto: desde la plantación de árboles y mantener el bosque restaurado a la perpetuidad, la mejora de la absorción de los suelos, o el uso de la energías que sean capaces de almacenar subterráneamente el dióxido de carbono.

4. Cambios en las leyes nacionales. Para llegar a emitir cero gases de efecto invernadero este siglo, se requieren muchos cambios en las políticas de los países implicados (todos, básicamente). Las inversiones en infraestructuras que emitan dióxido de carbono deben cesar, y los edificios con cero emisiones se convertirán en lo habitual. También, las leyes de protección de espacios naturales tendrán que ser más restrictivas, así como una mayor presión sobre las restricciones existentes sobre las energías renovables, con el fin de eliminar cualquier ley que prohíba su uso poniendo por delante las energías convencionales.

 

Curiosidades relacionadas
Comentarios