Encuentran una huella de 800.000 años de edad en Eritrea

Los científicos del Museo Nacional de Eritrea y de la Universidad La Sapienza de Roma han descubierto lo que parecen ser las huellas más antiguas encontradas hasta la fecha pertenecientes a un Homo erectus -un antepasado de los humanos modernos-. Creen que la huella tiene unos 800.000 años de edad, y pertenecían a varios individuos; creen que estos estaban cazando, puesto que alrededor de las marcas de los Homo erectus hay, también, huellas de animales.

Homo erectus -que significa «hombre de bien»- es un homínido extinto que se cree que apareció por primera vez hace unos 1,9 millones de años en África Oriental, antes de extenderse a Europa y Asia. Los registros fósiles muestran que sus cuerpos fueron proporcionalmente similares a los de los humanos modernos, lo que indica que se adaptaron al suelo, dejando atrás la vida en los árboles.

Dicha especie se extinguió cuando «aparecieron» otros homínidos y se hicieron dominantes, como por ejemplo el Homo sapiens.

En declaraciones a Discovery News, el investigador principal, Alfredo Coppa, explicó como estas huellas podrían ayudar a los científicos a aprender más sobre la masa corporal, el estilo de caminar y las interacciones sociales del Homo erectus, proporcionando así información clave en la evolución de los humanos. «Las huellas muestran detalles del dedo del pie, el arco longitudinal, y un dedo del pie en abducción, todas las características de los pies humanos», afirma.

Las huellas fueron encontradas en una losa de piedra, proveniente de la orilla de un gran lago que se endureció después de haberse sumergido, secado y enterrado bajo varias capas de sedimentos.

Se dice que tiene unos 12 centímetros de tamaño, y las huellas son muy similares a las que se dejaría un Homo sapiens; aún así, está lejos de ser la huella de homínidos más antiguo que se ha encontrado: este honor lo tiene una marca de 3,7 millones de años, hecha por una especie anterior llamada Australopithecus afarensis, en Tanzania.

Sin embargo, la importancia de este descubrimiento radica en el hecho de que representa ser las primeras huellas encontradas de un Homo erectus, Aunque algunos otros descubrimientos similares se han realizados en sitios como Ileret y Koobi Fora en Kenia, Alfredo Coppa afirma que, debido a que se sabe que convivieron diversos homínidos en la misma época, los investigadores no pueden estar seguros de a qué especies pertenecen dichas huellas.

«Es muy probable que el área alrededor de Ileret y Koobi Fora fuera poblada coetáneamente por Homo erectus, Homo habilis y tal vez miembros del género Parantropus«, afirma el experto. «Por el contrario, la zona donde se descubrieron nuestras huellas sólo estaba habitada por Homo erectus, de ahí la importancia del descubrimiento».

Fuente http://www.iflscience.com/editors-blog/8...
Curiosidades relacionadas