Antiguo pergamino carbonizado fue revelado

Se quemó el día que Pompeya fue arrasada

Cenizas. Solo eso quedó. El Monte Vesubio explotó, enterrando en cenizas las ciudades de Pompeya y Herculano. En esta última, se carbonizó un pergamino gigante de papiro. Su autor era el filósofo Philodemus. Ahora, ese antiguo pergamino carbonizado fue revelado.

Una sección de papiro se muestra en un laboratorio móvil en la biblioteca nacional de Italia en Nápoles.
El texto escondido

Tiene una antigüedad de más de 2000 años. El filósofo griego Philodemus escribió una historia minuciosa una historia de los grandes pensadores del país. La llamó Historia de la Academia. Unas décadas más tarde, el volcán Vesubio erupcionó. Enterró Pompeya y la cercana ciudad de Herculano. Los arqueólogos descubrieron en Herculano el pergamino de Philodemus en el siglo XVIII. Los frágiles rollos estaban carbonizados y en su mayoría ilegibles.

Ahora, con la ayuda de imágenes infrarrojas, los investigadores finalmente han podido leer la escritura oculta en la parte posterior del pergamino carbonizado. El descubrimiento puede ayudar a revelar los secretos de otros documentos antiguos.

Desenrollando papiros

Estudios anteriores utilizaron diferentes técnicas. Buscaban descifrar la tinta oscura en los lados frontales de los papiros ennegrecidos de Herculano. Entonces los investigadores arrojaron luz infrarroja en los pergaminos. Tenían la esperanza de aumentar el contraste. El papel carbonizado reflejó la luz de una manera que la tinta a base de carbono no lo hizo, revelando letras ocultas. Otros métodos, como el escaneo de rayos X, ayudaron a los científicos a ver dentro de algunos pergaminos que permanecen firmemente enrollados .

La parte posterior de los pergaminos, sin embargo, planteaba un desafío diferente. En los años posteriores a su descubrimiento, muchos de los rollos de Herculano fueron dañados en intentos fallidos de desenrollar el papiro quemado. Cuando los académicos desenrollaron con éxito un pergamino, a menudo lo pegaron plano sobre el cartón para evitar que se desintegrara en escamas. Para aquellos que tenían escrito en el reverso, como el papiro que contenía el libro de Philodemus, este proceso de preservación significaba que las palabras en el reverso se perdieron en el tiempo, recordadas solo en unas pocas páginas de notas tomadas por los dibujantes antes de que el rollo fuera pegado.

Los viejos pergaminos tienen mucho por revelar aún.
Un método nuevo

Para revelar los misterios del reverso del antiguo pergamino carbonizado, un equipo de estudiosos clásicos, papiólogos y físicos decidieron probar un nuevo método. Lo llaman imagen hiperespectral infrarroja de onda corta.  El líder del equipo es Graziano Ranocchia, un clasicista en el Consejo Nacional de Investigación en Roma.

Después de un procesamiento , las imágenes revelaron texto previamente oscurecido en la parte posterior y mejoraron la legibilidad de las palabras en el frente. Se informaron los descubrimientos  en Science Advances . El nuevo método de imágenes agregó unas 150 palabras a la versión actual del manuscrito de Philodemus. De estas, los académicos han podido descifrar más de 8000 palabras hasta ahora.

La técnica también permitió a los investigadores corregir algunas secciones del manuscrito de Philodemus que habían sido interpretadas erróneamente. Así, el sentido original de sus textos se enriquece. Aclaraciones como esta pueden cambiar la forma en que los eruditos interpretan las representaciones de Philodemus de pensadores famosos.

Aún quedan 2000 papiros

El enfoque de imagen infrarroja es una buena manera de «ver» a través de la parte frontal del papiro la escritura en la parte posterior. Lo dice Greg Bearman,  un físico retirado que ha estudiado pergaminos antiguos. Él usó técnicas de imagen espectral en el pasado. Por ejemplo, para revelar la escritura en los Rollos del Mar Muerto.

«Creo que es un buen estudio, y agradezco a estos muchachos por hacerlo», dice Brent Seales, un científico de la computación de la Universidad de Kentucky en Lexington que ha fotografiado los pergaminos de Herculano en el pasado utilizando diferentes métodos. Seales está ansioso por ver los métodos de Ranocchia aplicados a otros de los casi 2000 papiros de Herculano. Incluso aquellos sin escribir en la parte posterior. Abrir un rollo de papiro puede ser como «pelar una cebolla», dice Seales. Las capas a menudo se pegan entre sí y algunas partes se desprenden y permanecen apiladas, incluso cuando el rollo está desenrollado. La técnica infrarroja, dice, podría ayudar a los científicos a leer lo que está oculto entre esas capas.

Ahora que el equipo ha establecido que el método funciona en papiros, Ranocchia espera adaptar el software de inteligencia artificial para leer porciones oscuras de pergaminos antiguos. «Me encantaría verlos superar los límites de lo que pueden hacer las cosas infrarrojas», dice Seales.

Si quieres saber más sobre papiros, entra aquí.

Fuente Escritura oculta revelada en el antiguo pergamino enterrado en la misma ceniza que Pompeya