Un grupo de arqueólogos confirma que ocurrió un pasaje descrito en la Biblia

Los arqueólogos que excavan la Ciudad de David, en Jerusalén, han descubierto pruebas de que un pasaje de la Biblia es históricamente exacto. Los expertos, analizando el Parque Nacional de las Murallas de Jerusalén, encontraron artefactos quemados que datan de hace 2.600 años, confirmando una referencia en la Biblia que describe la quema de Jerusalén por los babilonios.

Los hallazgos, entre los que se encuentran cerámicas quemadas, maderas, semillas de uva y huesos cubiertos de capaz de ceniza, evidencian que los babilonios «quemaron todas las casas de Jerusalén», como se describe en el Libro de Jeremías.

Los arqueólogos de la Autoridad de Antigüedades de Israel descubrieron estos objetos debajo de capas de roca en la parte oriental de la Ciudad de David. Entre ellos también se han podido observar decenas de tarros utilizados para almacenar líquidos y granos; muchos de estos artículos llevan asas estampadas y sellos de rosetas, lo que ha permitido su datación.

«Estos sellos son característicos del final del Primer Período Templario», afirma Joe Uziel, director de la excavación. «Fueron muy utilizados para desarrollar el sistema administrativo que comenzó hacia el final de la dinastía de Judea».

La primera referencia a este acontecimiento aparece, como hemos mencionado, en el Libro de Jeremías, declarando que «en el séptimo día del mes quinto, que fue el año decimonoveno del rey Nabucodonosor, rey de Babilonia, vino a Jerusalén el capitán de la guardia, el siervo del rey de Babilonia, y quemó la casa del Señor, la casa del rey, y todas las casas de Jerusalén, y toda gran casa se quemó con fuego».

La excavación muestra evidencias de que grandes partes de la ciudad fueron destruidas rápidamente por un intenso incendio, según informa el Times de Israel. Sin embargo, hay muestras que enseñan que otras áreas fueron abandonadas después del incendio inicial, lo que sugiere que la quema no fue tan extensa como explica el pasaje de la Biblia.

Fuente IFLScience
Curiosidades relacionadas