Aprende a identificar los vampiros emocionales. Tu salud te lo agradecerá

vampiros-de-energia-1

Están ahí fuera, en todas partes. Nos observan, nos atraen y luego, nos vacían. Generan dependencia y manipulan a su antojo. Nos caen bien, confiamos en ellos. Esperamos más, pero recibimos menos. Muchas veces, absorben nuestra vitalidad y energía hasta dejarnos sin fuerzas. Pueden hacernos sentir deprimidos, abrumados, enfadados, inseguros, culpables e incluso aniquilados. Son los vampiros emocionales: no buscan nuestra sangre, buscan nuestra energía emocional. Es importante saber detectarlos a tiempo, alejarlos de nuestra vida en la medida de lo posible o simplemente, mantenerlos a raya.

Los vampiros narcicistas.

Todo gira en torno a ellos, pues se creen el ombligo del mundo. Son egocéntricos, vanidosos y están hambrientos de admiración y atención. Pueden mostrarse como personas inteligentes y encantadoras, hasta que ven amenazada su condición de gurú, de ejemplo a seguir o de autoridad intelectual.

Dado que su lema es “yo primero”, enfadarnos y/o expresar de forma asertiva nuestras necesidades no tendrá ningún efecto sobre ellos. Ya que suelen carecer de empatía o tenerla bien enterrada; de hecho, pueden tener dificultades para entender el amor incondicional fuera de sí mismos.

narcisista

Si tus necesidades coinciden con las de ellos, pueden ser trabajadores entusiastas y compañeros cariñosos, buena compañía en general. Pero todo cambia cuando vuestras necesidades entran en conflicto con las suyas. Ahí es cuando cuando dejan ver sus colmillos.

Los narcisistas que no pueden convertir sus grandiosos éxitos en realidad, suelen convertir su realidad en sueño. Llegan a ser leyendas ante sus propios ojos. Crean realidades alternativas que apartan a la gente poderosa y atraen a los débiles, pues son presas fáciles. De esta manera, rodeados de gente vulnerable, se sienten poderosos y calman sus frustraciones.

Los vampiros furiosos

Este vampiro se ocupa en el oficio de acusar, de atacar, de humillar, de criticar y de crear conflicto. Son adictos a la ira, a retener las cosas, al rencor, a castigar a los demás. Te congelan y te golpean, rompiéndote en mil pedazos con su furia.

st__anger_by_sulejman Son las personas entrometidas, esas que se deleitan hablando de los demás a sus espaldas, arrastrando su reputación y difundiendo rumores maliciosos.

Muchas demuestran su rabia y quieren que te tomes sus rabietas como un ataque mortal, que les tengas miedo.

Otras son sarcásticas. Se esconden detrás de una broma para lanzar su dardo envenenado. A primera vista sus palabras pueden resultar chistosas pero en realidad encierran un comentario cruel. La trampa radica en que no puedes ofenderte porque “se trata solo de una broma”. Su principal objetivo es minar tu autoestima, lanzando una serie de comentarios irónicos que terminan golpeando donde más duele. Relacionarse con este tipo de personas es como estar continuamente en una batalla, a la espera del próximo golpe.

Los vampiros mártires

Existen en todas partes. Lo mártires son los reyes y reinas del drama. Ellos saben cómo hacer que te sientas mal por algo presionando los botones de la inseguridad y echando sal en tus heridas.

Ellos nunca cometen errores, nunca se equivocan y sus motivos siempre son puros. Otras personas «se aprovechan de ellos de forma injusta». Creen ser víctimas de la sociedad. Hacen que te sientas responsable de su condición; culpable y egoísta por no ayudarles más. No asumen la responsabilidad de su propia conducta, en especial cuando conduce a consecuencias negativas.

Harán cualquier cosa por llamar tu atención. Suelen ponerse enfermos o más bien, lo fingen. Son especialistas en fingir dolor, tanto físico como psicológico. Así es como te castigan.

Vampiro De EmocionesSon inseguros, necesitan constantemente que les ayuden porque no son capaces de valerse por si mismos. Sientes tanta pena que te pones a su disposición, pero llega el punto en el que sus problemas han consumido todas tus energías. Roban tu tiempo, invaden tu espacio y dañan tus relaciones interpersonales, pero cuando los necesitas, no se preocupan en absoluto por ti, pues los vampiros mártires «siempre estarán peor que tú».

Esta clasificación no es una regla matemática, son simples perfiles psicológicos generalizados. Obviamente un vampiro puede ser un narcicista y a su vez, rabioso o mártir. Una persona puede ser chismosa, insegura, sarcástica ect, sin ser un vampiro emocional.

Sean como sean es importante identificar a las personas que te causan dolor emocional. Tomar distancia mejorará tu salud mental. Si te es imposible alejarte, genera tus propios mecanismos de autodefensa para que no alteren tu bienestar psicológico: no les confíes tus debilidades ni tus secretos, activa tu radar para no convertirte en su presa, porque una vez has caído en su tela de araña es muy difícil salir de ella…

Fuente http://lamenteesmaravillosa.com/5-tipos-...
Curiosidades relacionadas