Arqueólogos descubren un nuevo Dios antiguo

default-1472140268-cover-imageComo mencionamos tiempo atrás, un grupo de arqueólogos descubrieron un texto de 2.500 años de antigüedad en un templo etrusco. En él, según suposiciones, creen haber descubierto el nombre de una diosa hasta ahora desconocida. La inscripción hace referencia a un personaje llamado Uni, que creen que hace referencia a un culto a la fertilidad.

El texto es uno de los más grandes jamás descubiertos sobre la lengua etrusca, y se inscribió en una losa de 225 kilogramos de peso, enterrada en un templo en el santuario Poggio Colla.

Ocupando una gran parte del norte de Italia desde el año 800 a.C. hasta el 400 a.C., a los etruscos se les atribuye mucha de las ciudades que, con el tiempo, se convirtieron en centros destacados durante el Imperio Romano. Sin embargo, como se han recuperado muy pocos ejemplos de su escritura, se sabe poco sobre su forma de vida, de su sistema o de sus creencias.

Por eso, el investigador principal Gregory Warren como «uno de los descubrimientos etruscos más importantes de las últimas décadas», ya que ofrece algunas ideas clave en su lenguaje y en las prácticas cotidianas de esta antigua civilización.

content-1472140062-etrusc-stele

Otros artefactos desenterrados en Poggio Colla incluyen una pintura a base de cerámica de una escena de un nacimiento, lo que lleva a los científicos a especular que el templo puede haber tenido alguna conexión a un culto con la fertilidad. Gregory y sus compañeros sospechan que la losa de piedra puede contener los nombres de los dioses a quienes estaba dedicado dicho templo, y por lo tanto cree que Uni pudo haber sido la divinidad a quien estaba construido.

Conteniendo un total de 120 caracteres diferentes, la piedra ha ayudado a los arqueólogos a aprender más sobre la lengua etrusca y su gramática. Sin embargo, después de casi dos milenios y medio de erosión, gran parte del texto se ha desvanecido hasta el punto de que apenas es visible. Por lo tanto, los investigadores han pasado varios meses examinando y restaurando la inscripción mediante fotogrametría y láser de barrido con cuidado.

Según Gregory Warren, el descubrimiento «proporcionará no sólo información valiosa acerca de la naturaleza de las prácticas sagradas en Poggio Colla, sino también datos fundamentales para las comprensión de los conceptos y los rituales de los etruscos, así como su escritura y tal vez su lengua».

Fuente http://www.iflscience.com/editors-blog/a...
Curiosidades relacionadas