La capacidad de los perros para detectar cáncer

perro-entrenado

Son diversos los estudios que han confirmado que los perros pueden identificar el olor de ciertas patologías. Con un olfato hasta diez mil veces superior al nuestro, los mejores amigos de los humanos pueden detectar tumores malignos e incluso anticiparse a un brote epiléptico, migrañas o a algún episodio de alergia. Saben perfectamente cómo huelen estas enfermedades.

Un ejemplo de ello es Frankie, un pastor alemán que fue capaz de detectar cáncer tiroideo en muestras de orina de pacientes con un 88% de precisión. Cuando su sensible nariz reconocía la muestra de orina como positiva de cáncer, alertaba a su adiestrador acostándose. En este punto del estudio, el estado de las muestras de orina era desconocida, tanto para el perro como para el adiestrador, asegurando así que el perro no pudiera ser influenciado en sus decisiones. Esta investigación fue llevada a cabo por un equipo de la Universidad de Ciencias Médicas de Arkansas que lo hizo público en la reunión anual de la Sociedad Endocrinóloga.

En este mismo sentido en Barcelona, el centro «Argus Dog» se dedica al adiestramiento de perros para convertirlos en eficaces detectores de patologías. Después de seis meses de entrenamiento, los perros están capacitados para saber si una persona padece un cáncer, sufrirá un brote epiléptico o tendrá una bajada de azúcar. Ingrid Ramón, quien dirige el centro, lo explica «Los preparamos para que sean una alerta ambulante, que acompañen a las personas para que puedan advertirles de un posible brote de epilepsia, de una bajada de azúcar…».

pastor-alemanLas células cancerígenas producen productos de excreción (por ejemplo, toxinas) diferentes a los de las células sanas. Algunas de estas moléculas son volátiles y los animales las pueden detectar (oler) con precisión en las heces, la orina o el aliento del enfermo. Todavía no se sabe cuales son estas secreciones volátiles que huelen los perros, aunque actualmente existen muchas investigaciones encaminadas a identificar estas moléculas para así poder crear nuevas pruebas de diagnóstico.

“El llevar a cabo pruebas de laboratorio para comprender qué es lo que los perros están oliendo puede ayudar al desarrollo de ‘narices electrónicas‘ para detectar las mismas moléculas, las cuales podrían ayudar a hacer mejores diagnósticos en el futuro”
, dijo a la BBC la Dra. Emma Smith del Cancer Research UK

También son varios los casos conocidos de gatos y perros que han mostrado su capacidad de predecir la muerte. El primero y más conocido es el de Óscar, el gato de un geriátrico de Rhode Island ( EE.UU.) que se recostaba junto a los ancianos del centro el mismo día en que fallecían. Se le conoció como «el ángel de la muerte». Más tarde aparecieron otros casos.

Fuente http://www.iflscience.com/health-and-med...
Curiosidades relacionadas