Nanopartículas para combatir coágulos y ataques de corazón

Un estudio promovido por Baker IDIcoágulo Heart and Diabetes Institute y la Universidad de Melbourne (Australia) ha sido publicado en la revista Advanced Material, e informa de cómo la nanotecnología podría ayudar a combatir enfermedades relacionadas con la circulación sanguínea.

Alrededor del 80% de los infartos sufridos se deben a depósitos de grasa en las arterias. Restablecer cuanto antes el flujo sanguíneo podría permitir que el cerebro siguiese recibiendo oxígeno y así poder sobrevivir, pero la medicación actual no es del todo aconsejable, ya que uno de sus efectos secundarios es que la sangre se hace más líquida y esto puede provocar hemorragias internas con alta facilidad, o exceso de sangrado en un pequeño corte.

Así pues, los científicos australianos han desarrollado una nanocápsula aplicada de manera intravenosa que atacaría de forma directa a los coágulos sin añadir ningún tipo de peligrosidad al paciente y restablecer así su circulación sanguínea para proceder a una rápida recuperación.

Las nanopartículas están cargadas con un producto que ejerce de anticuerpo (poli 2-oxazolina) que ataca directamente a la trombina, un enzima presente en la sangre coagulada y la principal causa de éste. Así pues, una vez que las nanopartículas ataquen a la trombina, la sangre volverá a su espesor natural y así evitar problemas mayores. La inyección podría ser aplicada desde el primer momento en que se sufre el coágulo

La investigación ha sido financiada por la Fundación Nacional del Corazón de Australia, el Consejo Australiano de Salud y el centro Salud Nacional y Consejo de Investigación Médica.

Fuente http://www.abc.net.au/news/2015-08-04/sc...