Una rusa de 11 años inventa una nave para llegar a otros planetas mucho más rápido

Una niña rusa de 13 años ha inventado una nave para poder explorar el espacio, llegar a otros planetas y salvar a la humanidad.

Ekaterina Trúsheva está tan preocupada por el futuro de nuestro planeta que decidió crear una nave en la que podrían viajar 500 personas. Su vehículo, al que ha bautizado como Trusheva, podría llegar a  Alpha Centauri (el sistema estelar más cercano al nuestro, dentro de nuestra galaxia) en tan sólo 42 años cuando hasta ahora las naves espaciales existentes necesitarían 50.000 años para hacerlo.

En la nave la comida estaría asegurada. Los alimentos serían sintetizados o cultivados a bordo y no le haría falta incluir ninguna fuente de energía, ya que captaría mediante un embudo magnético el hidrógeno que se encuentra en el ambiente interestelar. De esta manera, se reduce la masa y se aumenta la velocidad del vehículo.

Asimismo, el hidrógeno sería comprimido y calentado por reacción termonuclear. Un propulsor de uniflujo termonuclear y un propulsor de uniflujo fotónico completarían la nave. Así se conseguiría la propulsión y velocidad necesaria.

El proyecto, que ha sido elegido por el director del Instituto Internacional de Educación Espacial de Alemania, Ralf Heckel, para participar con su equipo en la competición de construcción de astromóviles para la exploración humana de la NASA, sería construido en la órbita terrestre.

 

Curiosidades relacionadas
Comentarios