El oro resulta eficaz como tratamiento para el cáncer en ensayos realizados con ratones

Investigadores de la Universidad de Duke han sido capaces de vacunar eficazmente a un ratón contra el cáncer mediante el uso de una combinación de nanopartículas de oro y un fármaco inmunoterapéutico.

El tratamiento se ha logrado mediante la combinación de dos terapias separadas. La primera de ellas es una técnica que actualmente está siendo explorada por muchas investigaciones diferentes: las nanopartículas de oro, una técnica que se conoce como terapia fototermal.

Esto implica inyectar nanopartículas de oro en el tejido canceroso y luego «golpearlas» con láser. Las nanopartículas se calientan hasta tal punto que comienzan a matar el tumor in situ.

Para este último estudio, los investigadores han desarrollado una nueva forma: gracias a unos «picos» que funcionan como pararrayos, se concentra la energía electromagnética y su aplicación es más eficaz.

El segundo tratamiento es un fármaco recién desarrollado que bloquea la acción de una molécula llamada PD-L1. Producida por células tumorales, inhibir la PD-L1 evita eficazmente las células T, haciendo que así el tumor no pueda crecer ni propagarse.

Los investigadores llevaron a cabo una serie de experimentos en los que inyectaron células de cáncer de vejiga en las dos patas traseras de unos ratones, y esperaron a que crecieran los tumores. Luego, probaron diferentes terapias, pero solo en una de las patas.

Los ratones sin tratamiento acabaron desarrollando cáncer, al igual que los ratones que solo recibieron el tratamiento sin oro. Cuando se trataba a los ratones con ambos tratamientos, los ratones lograron sobrevivir o hacerlo durante más tiempo.

Incluso encontraron que, en uno de los ratones, se encontró un caso de inmunidad al cáncer. Un mes después de que se curaran los tumores, los investigadores inyectaron al roedor con más células cancerosas, y el sistema inmunitario del animal logró combatirlo por sí mismo.

Este estudio ha sido pequeño y solo probado en roedores, lo que significa que los resultados son limitados y muy preliminares. Pero, sin embargo, muestra que los investigadores están intentando muchas vías alternativas para tratar el cáncer.

Fuente IFLScience
Artículos relacionados
Comentarios