Hongos alucinógenos para dejar de fumar

magic_mushrooms_1680x1050Los hongos alucinógenos son generalmente usados en contextos espirituales, religiosos, ritualísticos y chamánicos además de usos creativos, lúdicos o médicos. La psilocibina es el principio activo alucinógeno de ciertos tipos de hongos originarios de las regiones tropicales y subtropicales de América del Sur, México y los Estados Unidos y aunque, su posesión es ilegal en muchos países alrededor del mundo, se sabe que tiene propiedades medicinales que servirían para tratamiento de enfermedades mentales, como la depresión. Ahora, los investigadores de la Universidad Johns Hopkins, han hallado en esta sustancia alucinógena, una ayuda para superar la adicción al tabaco.

Así lo comenta Matther W. Johnson, profesor de psiquiatría y ciencias conductuales de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, y autor del estudio:

“Dejar de fumar no es una reacción biológica producida por el uso de la psilocibina, como sí sucede con otros medicamentos que afectan directamente a los receptores de nicotina. Cuando se administra después de una cuidadosa preparación y el contexto terapéutico adecuado, la psilocibina puede conducir a una profunda reflexión sobre la propia vida, dando la chispa de motivación necesaria para cambiar”

La psicobilina, en un estudio de Universidad Johns Hopkins, ha sido administrada en píldoras, bajo control, acompañada de terapia psicológica cognitivo-conductual, durante seis meses a un pequeño grupo de 15 fumadores que ya habían intentado dejar el tabaco sin éxito.

Según han publicado en el Journal of Psychopharmacology, hasta el 80% de los pacientes consiguieron dejar el tabaco, unas tasas de éxito muchísimo mayores que los ensayos anteriores para dejar de fumar. Anteriormente otra sustancia, la vareniclina, había logrado un 35% de éxito, siendo así el medicamento más eficaz para dejar la adicción. Por su parte, otros tratamientos como la nicotina en parches o chicles, o las terapias cognitivo-conductuales habían logrado solo un 30% de éxito.

Dado que los alucinógenos no son adictivos, este tratamiento ayuda a dejar de fumar sin sustituir el cigarro y la nicotina por otra adicción. Ahora los científicos detrás del estudio van a hacer más experimentos utilizando únicamente las píldoras (sin terapia) para determinar hasta dónde pueden ayudar los alucinógenos a las personas que intentan dejar de fumar.

Fuente http://www.medciencia.com/hongos-magicos...
Curiosidades relacionadas