¿Cómo son realmente las alas de una mariquita?

Las mariquitas han estado guardando un secreto bajo su caparazón: no «guardan» sus alas de una forma convencional, sino que las enrollan en un espacio reducidísimo, gracias a su flexibilidad. Sin embargo, cuando se es necesario, las desplegan con la suficiente rigidez y resistencia para poder volar. Aunque pueda parecer una tontería, este estudio que analiza al detalle la función de las alas de las mariquitas, publicado en Proceedings of the National Academy of Science, ayudará a futuras investigaciones en robótica, mecánica e ingeniería aeroespacial.

Debajo de su característica cáscara color cereza y negra, aguardan las alas que hacen posible que las mariquitas vuelen. La carcasa, conocida como élitros, actúa como un par de escudos que no hacen sino proteger las delicadas alas transparentes cuando están en reposo. Sin embargo, ¿cómo se pliegan las mariquitas y despliegan sus alas posteriores sin sacrificar flexibilidad y fuerza?

Para conocerlo mejor, una investigación realizada en la Universidad de Tokio encabezada por el profesor Kazuya Saito utilizó imágenes extraídas de una cámara de alta velocidad para analizar el procedimiento mediante el cuál una mariquita se ponía a volar.

«Desde un punto de vista técnico, el aspecto más interesante es la forma que tienen las alas posteriores de almacenarse y luego resistir lo suficiente para poder volar. Estas dos propiedades son muy complicadas de combinar», afirman los autores del estudio.

Las mariquitas han resuelto este problema y han creado unas venas con el espesor suficiente para resistir pero con dos líneas en dirección longitudinal del ala para poder plegarse. Las venas aumentan la resistencia, mientras que los pliegues reducen la rigidez.

En cierto sentido, este «origami» actúa como una bisagra para almacenar y desplegar las alas. Estos hallazgos pueden pasar a dar información básica para una amplia gama de diseños, desde antenas de satélite hasta instrumentos médicos, pasando por paneles solares. Cualquier cosa que necesite ser doblado en un espacio pequeño, y que, sin embargo, necesite mantener una alta durabilidad y rigidez cuando se despliegue.

 

Fuente IFLScience
Curiosidades relacionadas
Comentarios