La vida océanica nocturna de Hawaii

El fotógrafo subacuático Jeff Milisen ha producido una increíble colección de fotografías tomadas durante las inmersiones nocturnas en la costa de Oahu, Hawaii. En la colección, llamada Blackwater, se puede ver los moradores nocturnos favoritos del océano en tres categorías: peces larvales, cefalópodos y crustáceos.

Estas “formas de vida extraterrestre”, como las describe Milisen, brillan intensamente sobre un fondo negro, gracias a su bioluminiscencia para hacerse visibles en un mundo completamente oscuro. Esta capacidad de producir su propia luz, es un “superpoder” que utilizan varias criaturas, desde pequeños gusanos resplandecientes hasta calamares gigantes. Es utilizado para atraer presas al animal o para asustar y confundir a los depredadores.

“Se ha demostrado que algunos calamares y peces linternas varían el brillo de sus fotóforos ventrales para imitar el brillo de la Luna”, escribe Jeff Milisen en su sitio web. “Muchos peces combinan la contrailuminación con superficies altamente reflectantes que reflejan la ambiental del azul en cualquier posible depredador”.

Este pequeño pulpo está entre la vida larval y subadulta. Pertenece al género Callistoctopus, un grupo de pulpos que emergen por la noche. Comparten su hábitat con otros pulpos que operan durante el día, por lo que se han adaptado a un estilo de vida nocturno para reducir la competencia por la comida.

El mahi-mahi, a veces conocido como delfín dorado, puede llegar a pesar 22 kilos y se encuentra en todo el mundo. Este de aquí arriba es solo un bebé.

Esta criatura es un camarón perteneciente a la familia Penaeidae, que incluye los langostinos tigre y camarón blanco. Muchos invertebrados son transparentes como una forma inteligente de camuflaje.

Este pequeño es la forma larvaria de un pez de camilla, también conocido como petirrojo marino. Los peces adultos viven en el fondo y lucen unas curiosas aletas en forma de abanico. El apodo “petirrojo de mar” proviene de la brillante coloración anaranjada cuando es adulto.

Aquí podemos ver dos calamares de arrecife bigfin. Son conocidos por su gran aleta que rodea casi todo su cuerpo, cubierto de cromatóforos, las células que reflejan la luz.

Este extraño calamar es un enope joven. Estas criaturas se encuentran en todo el mundo y se sumergen a unos 700 metros. Utilizan la contrailuminación bioluminiscente para esconderse de los depredadores.

Fuente IFLScience
Curiosidades relacionadas
Comentarios