Langostas arcoíris y todo lo que necesitas saber sobre ellas.

Desgraciadamente lamentamos informarte que no, no saben a algodón de azúcar.

Las langostas son animales sumamente fascinantes. Son una de las maravillas del océano que no nos damos el tiempo suficiente de apreciar. Por el contrario, simplemente pensamos que siempre han estado ahí, suponemos que en el futuro seguirán existiendo y que nada sorprendente pueda pasar relacionado con ellas. Sin embargo, es justo ahí donde las personas se confunden, por que no todo es eterno, por eso hablaremos de algunas curiosidades sobre ellas.

Es posible  existan muchas variedades de langostas que probablemente no conozcas. Una de las variedades más fascinantes que puedes encontrar en la naturaleza son las langostas arcoíris.

Aunque la imagen clásica que toda la vida que conocemos de estos crustáceos es la que se nos ha vendido y mostrado  como  la típica de una langosta de caparazón rojo parecido a un cangrejo o a un camarón, la realidad es que la mayoría de las langostas tienen en realidad un color verdoso, el cual se torna a rojo únicamente cuando son cocinadas, pero a pesar de que su color sea poco parecido al original eso no significa que sea las únicas variedades que existen. Por eso te presentamos la langosta arcoíris:

 

Langosta arcoiris

 

Langostas arcoiris.

Aunque pareciera un broma, está langosta es completamente real, se trata de una variedad que fue encontrada en el área del Pacifico que corresponde a Estados Unidos. Sin embargo no es la única en su tipo. Por el contrario existen varias especies de langostas de una amplia variedad de colores diferentes, desde tonalidades naranjas o amarillas hasta de dos o más colores como el que se puede ver en la fotografía anterior. Estos colores tan llamativos se deben en parte a los pigmentos que contiene el plancton y las algas del ecosistema del que este curioso molusco es nativo.

Por ello estas obtienen coloraciones de lo más divertidas y variantes que pueden sorprender a aquellos que no están acostumbrados a la vida marítima.

Sin duda, son animales realmente  increíbles. Además de tener colores de lo más interesantes, las langostas tienen 10 patas,  las cuales pueden mover de forma independiente, además de que algunas llegan a medir 60 cm de longitud y a pesar 11 kg. También sus garras tienen diferentes tamaños llegando incluso a ser del tamaño del puño de un adulto humano. Es por esto que las langostas son animales realmente  fascinantes que podrían asombrar a cualquiera.

Fuente BBC Mundo
Curiosidades relacionadas