Los primeros primates pudieron haberse originado en América del Norte

Hace aproximadamente 56 millones de años, un primate no más grande que un ratón vagaba sobreviviendo por los bosques de Asia, Europa y América del Norte. Pero… ¿de dónde vino? Durante mucho tiempo se pensó que este primate, conocido como Teilhardina, apareció por primera vez en China antes de expandirse por el resto de continentes. Pero una nueva investigación pone en duda esta idea.

Teilhardina es un realidad un género que contiene varias especies diferentes de diferentes lugares. Por ejemplo, se ha encontrado restos de Teilhardina brandti en los Estados Unidos, mientras que en Asia se ha encontrado dientes y huesos de Teilhardina asiatica. La importancia de esta criatura es que es el ancestro conocido más antiguo de los primates modernos, que, junto con los monos, lémures y demás, nos incluye.

Esta nueva investigación, publicada en el Journal of Human Evolution, sugiere que la Teilhardina brandti, una especie autótctona de lo que hoy en día es Wyoming, Estados Unidos, es tan antigua, si no mayor, que su contraparte asiática. Esto sugiere que la Teilhardina pudo haberse originado en América del Norte, no en Asia, como se pensaba anteriormente.

No obstante, los investigadores se han dado prisa en puntualizar que su investigación no resuelve de manera concluyente este enigma. “La conclusión científica es que simplemente no lo sabemos”, es la declaración de Paul Morse, autor principal del estudio. “Si bien los fósiles que hemos encontrado vuelcan las hipótesis anteriores sobre de dónde vino Teilhardina y dónde migró, lo que no hace en absoluto es aclarar el tema, al revés”.

Sin embargo, los investigadores encontraron que algunas características del T. brandti son tan primitivas como las de sus parientes asiáticos. Llevaron a cabo el análisis más completo de T. brandti hasta la fecha, observando 163 dientes y mandíbulas.

Los dientes son particularmente útiles para los paleontólogos, ya que tienden a preservarse mejor que los huesos, y pueden mostrar de qué se alimentaban, el tamaño, e incluso la edad de un animal. T. brandti se describió por primera vez en 1993, cuando se descubrió un solo diente. Ahora, gracias a una gran cantidad de excavaciones, se han descubierto más evidencias y tenemos una imagen más clara de este primer primate.

Si bien se necesitan más pruebas para decirnos definitivamente si las especies americanas o asiáticas fueron las primeras, ahora sabemos que son “equivalentes en edad”. Tendremos que esperar para averiguar exactamente dónde surgieron nuestros pequeños y antiguos ancestros.

Fuente IFLScience
Curiosidades relacionadas
Comentarios