El síndrome de ovario poliquístico podría aumentar las posibilidades de tener un hijo con autismo

Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico (SOP) son más propensas a tener un hijo autista, según un análisis de datos del NHS llevado a cabo por un equipo del Centro de Investigación de Autismo de la Universidad de Cambridge. La investigación se ha publicado en la revista Translational Psychiatry.

El síndrome de ovario poliquístico afecta aproximadamente a una de cada diez mujeres, y es causada por niveles elevados de testosterona. Se asocia con unos pequeños sacos llenos de líquido (llamados folículos) en los ovarios, y aparecen síntomas tales como retraso en la pubertad, ciclos menstruales irregulares y exceso de vello corporal.

El autismo es una condición caracterizada por dificultades en la interacción social y la comunicación junto con intereses inusualmente estrechos, una fuerte preferencia por la previsibilidad y dificultades para adaptarse a cambios inesperados. Algunos autistas también tienen dificultades de aprendizaje y retraso en el lenguaje, y muchas tienen hipersensibilidad sensorial. Los signos del autismo son evidentes en la infancia, incluso si el diagnóstico no se realiza hasta más tarde, y se produce en aproximadamente el 1% de la población.

Este mismo equipo de investigación publicó anteriormente, en 2015, estudios que demostraron que antes de que nazcan, los niños autistas tienen altos niveles de hormonas sexuales, incluida la testosterona, que “masculinizan” el cuerpo y el cerebro del bebé. Este descubrimiento es una posible explicación de por qué el autismo se diagnostica más a menudo en los niños.

Los científicos se preguntaron de dónde provenían estas hormonas tan elevadas, y pensaron que una posible fuente es la madre: si tenía niveles más altos de testosterona de lo normal, como es el caso de las mujeres con SOP, entonces parte de la hormona podría atravesar la placenta durante el embarazo, exponiendo a su bebé a más de esta hormona y cambiando el desarrollo cerebral del bebé.

El equipo afirma que, aunque la probabilidad de tener un niño autista es baja, incluso entre mujeres con SOP, encontrar vínculos que provoquen esa patología proporciona una pista muy importante para comprender uno de los múltiples factores causales del autismo.

Fuente Technology Networks
Curiosidades relacionadas
Comentarios