Hematohidrosis: una rara condición que hace sudar sangre

Una mujer italiana de 21 años fue al hospital alertando que sangraba en la cara y en las manos, sin tener lesiones u otros factores desencadenantes. Las pruebas confirmaron que, efectivamente, el fluido que «sudaba» era sangre. La causa es una rara y desconcertante condición llamada hematohidrosis.

Los casos de esta extraña enfermedad se remontan a milenios atrás: ya en el siglo III a.C., en los tratados de Aristóteles, se encuentran ejemplos. Se dice que Jesús sudó sangre las noches atrás de su ejecución, y Leonardo da Vinci informó sobre un caso de un soldado que sudó sangre antes de la batalla. En 1996, un par de médicos, presentaron una clasificación de 76 casos desde el siglo XVII hasta 1980.

Sin embargo, hasta hace relativamente poco tiempo, la ciencia médica se mantenía escéptica sobre estos casos. De hecho, aún en 2012, el Libro de Texto Dermatológico de Elsevier señalaba que la hematohidrosis aún no había sido confirmada por la ciencia.

Ha habido casos más recientes. Los investigadores y los médicos han presentado informes de un hombre de 72 años de edad que le ocurrió esta extraña condición en 2009, y una niña de 12 años en 20013.

Jacalyn Duffin, quien ha escrito varios informes y que se ha interesado por 28 casos de este tipo entre 2004 y 2017, señala que «los informes clínicos de hematohidrosis persisten a un ritmo constante y posiblemente en aumento; esta colección de observaciones bien documentadas exige respeto y aceptación».

Dada la poca investigación que se ha realizado, nadie sabe qué causa esta afección. El caso de esta paciente de 21 años es consistente con casos anteriores, y tiene ciertos puntos en común: el sangrado puede ocurrir en cualquier momento, incluso durmiendo, con una duración de uno a cinco minutos, y es más intenso cuando se está angustiado emocionalmente. Como resultado, esta joven ha visto afectada su vida social: se aisló debido a la vergüenza e informó de sufrir depresión y pánico.

Los doctores la han tratado con antidepresivos y medicamentos para la presión arterial alta. Aunque su condición ha mejorado, dicen, el sangrado no se ha detenido por completo.

Fuente Science Alert
Curiosidades relacionadas
Comentarios