Muere de viejo un hombre de 17 años

Su nombre era Sampson Berns, falleció este viernes pasado a los 17 años de edad debido a unas complicaciones asociadas a el síndrome Hutchinson-Gilford que padecía y que le hacía envejecer de una forma muy rápida.

Vivia en Foxborough, Massachisetts, y sufría una enfermedad de tipo genético conocida comúnmente como progeria, la cual le fue diagnosticada cuando tan solo tenía 22 meses.

Cuando sus padres comprobaron lo poco que se sabía acerca de esta enfermedad crearon la fundación The Progeria Research Foundation.

Un documental que el mismo protagonizó llamado La Vida Según Sam se encuentra entre los posibles nominados a los Oscar de 2014.

Fuente http://www.lapatilla.com/site/2014/01/14...
Curiosidades relacionadas