Un país prohibirá comprar vehículos en 2018

Singapur ha decidido prohibir a sus ciudadanos adquirir coches para evitar la contaminación y reducir los espacios dedicados a las vías

La ciudad-estado de Singapur ha anunciado un plan para reducir la tasa de crecimiento de vehículos actual -del 0,25% anual- a 0%. Debido al espacio limitado disponible y a las altas tasas de contaminación, el gobierno singapurense ha decidido controlar la cantidad de vehículos en las carreteras.

La Autoridad de Transporte Terrestre (ATT) emite permisos -conocidos como Certificados de Titularidad- que otorga a los propietarios de vehículos el derecho a tener su coche durante un período de diez años. Los permisos son subastados, y la última ha terminado con el mejor postor pagando casi 26.000€ para tener el privilegio de conducir.

La ATT ha declarado que «en vista de las limitaciones espaciales y de las necesidades actuales, hay un margen limitado para una mayor expansión«. Y es que las vías ocupan actualmente el 12% del área total de la ciudad, con más de 600.000 vehículos en un espacio limitadísimo.

Aunque esta decisión hará aumentar la especulación en el mercado negro de vehículos en Singapur -que ya de por sí es uno de los países donde más caro es comprar un vehículo, según Reuters-, esta restricción tendrá efectos secundarios positivos, al menos en términos de impacto ambiental.

Menos automóviles en las carreteras de Singapur significará menos contaminación, además de detener la expansión del sistema de carreteras que provocará una expansión de espacios naturales.

Fuente Futurism
Curiosidades relacionadas