Harán pruebas de ADN si no se recogen los excrementos de los perros

En Nápoles han decidido acabar con los excrementos de los perros y la suciedad que invade las calles. Para ello, las autoridades de la ciudad han anunciado que realizarán pruebas de ADN a los excrementos que encuentren en las calles para descubrir a sus dueños y denunciarlos.

La persona que sea identificada deberá pagar 500 euros de multa a las arcas públicas de Nápoles. Es una idea promovida para obligar a los ciudadanos a concienciarse del deber de contribuir a la limpieza de la ciudad. Además de Nápoles, esta idea también la llevan a cabo países como Canadá, Israel o Estados Unidos.

Para ello, las ciudades que lo lleven a cabo deberán registrar a todas las mascotas para identificarlas a través del ADN de los excrementos. Las muestras recogidas serán almacenadas y puestas a disposición de las autoridades para el momento en que tengan que sancionar al dueño de una mascota.

Curiosidades relacionadas
Comentarios