La pobreza afecta al funcionamiento del cerebro

default-1474987658-homeless Los largos periodos en la pobreza no sólo hace que la gente enferme con más facilidad, sino que también reducen su capacidad de pensar con claridad y recordar; incluso estar con problemas financieros, con independencia de los ingresos reales, está asociado con la pérdida de función cerebral.

Un artículo publicado en la revista American Journal of Preventative Medicine midió el efecto de pasar parte o totalidad de la vida adulta de una persona con ingresos inferior al doble del nivel de pobreza. Los largos periodos se asociaron con grandes disminuciones en el rendimiento de tres medidas estándar de la función cognitiva. Como era de esperar, las cosas se pusieron peor cuanto más tiempo pasaban siendo pobre.

La asociación entre la pobreza y la mala salud está respaldada por una montaña de estudios. Sin embargo, el autor Adina Hazzouri de la Universidad de Miami, señala que las investigaciones sobre el tema sólo consideran un corto periodo de tiempo, en lugar de considerar el estado de aquellas personas que han sido pobres toda su vida. Por otra parte, la investigaciones que se realizaron se centraban en las personas mayores, susceptibles de sufrir otras enfermedades mentales.

Adina Hazzouri se dispuso a poner otro enfoque en su estudio, y entre 1985 y 2010, analizó a un grupo de más de 5.000 personas nacidas, en promedio, en 1960. Al final de la investigación, muchos habían abandonado o habían fallecido, pero siguieron participando 3.383 personas en las prácticas de función cerebral, que fueron más que suficientes para observar los efectos.

En un ensayo de 15 puntos para la memoria verbal, la gente que habían pasado esos 25 años en la pobreza tenían, de promedio, 2,4 puntos menos que los que no eran pobres. Los que habían sido pobres durante al menos un tercio de su vida adulta, eran un 25% más lentos cuando tenían que escribir palabras con rapidez.

Exactamente el cómo la pobreza desencadena estos efectos no está del todo claro. Adina Hazzouri ofrece cuatro posibles explicaciones, incluyendo las reducidas oportunidades para la educación básica, una mayor propensión a fumar y una actividad física inadecuada, los efectos hormonales del estrés y una infraestructura saludable inferior.

Fuente http://www.iflscience.com/brain/long-per...
Curiosidades relacionadas