Un nuevo tipo de oro obtenido… ¡en un laboratorio!

El oro en una estructura molecular distinta

¿Se puede obtener un nuevo tipo de oro? Los investigadores del  Laboratorio Nacional Lawrence Livermore y la Carnegie Institution for Science dicen que sí. ¿Cómo lo hicieron? Utilizaron un láser de alta energía para calentar el oro hasta temperaturas extremas. Así lo sometieron a presiones próximas a las que se registran en el centro de la Tierra.

Un nuevo tipo de oro, observado a nivel molecular. Los científicos sí que se entretienen.

El oro es un material extremadamente importante para los experimentos de alta presión. Se considera el «estándar de oro» para calcular la presión en experimentos con células de yunque de diamante estático. ¿Qué pasa cuando se comprime lentamente a temperatura ambiente (del orden de segundos a minutos)? El oro prefiere ser la estructura cúbica (fcc) centrada en la cara a presiones de hasta tres veces el centro de la Tierra.

Anteriormente se creía que oro solo podía formar una estructura cristalina, llamada cúbico centrado en las caras en la que los átomos se ubican en cada cara y ángulo.

Gracias a su estabilidad, el metal amarillo ha sido considerado durante un tiempo como un tipo de estándar para los experimentos, cuyo objetivo era calcular la alta presión. Sin embargo, todas las investigaciones anteriores conducidas en oro involucraron una lenta compresión a temperaturas bajas.

Durante su experimento el investigador principal Richard Briggs y su equipo colocaron un pequeño trozo de plástico frente a un pedazo de oro y le dispararon con un láser de alta energía y lo trataron con rayos X. Las ondas de choque hicieron que el metal se calentara extremadamente rápido, en cuestión de varios nanosegundos.

Quizá te interese:
El metal más preciado del mundo, desde un nuevo ángulo
La estructura de un nuevo tipo de oro

Como resultado, el oro formó otra estructura cristalina llamada cúbico centrado en la que los átomos se colocaron en cada ángulo y tan solo un átomo se ubicó en su centro. Un nuevo tipo de oro. Los científicos estadounidenses descubrieron que el oro empieza a cambiar su forma tras ser sometido a la presión de unos 220 gigapascales, que supera a la presión atmosférica de nuestro planeta en 2,2 millones de veces, informa el portal PhysOrg.

Además, los investigadores consiguieron que el oro se derrita al someterlo a una presión de más de 250 gigapascales. Esta presión se acercó a la que puede registrarse en el centro de la Tierra (aproximadamente 330 gigapascales).

«Nuestros resultados pueden ayudar a los teóricos a mejorar sus modelos de elementos bajo compresión extrema. También, buscar el uso de esos nuevos modelos para examinar los efectos de la unión química para ayudar al desarrollo de nuevos materiales que pueden formarse en estados extremos», dijo Briggs.

 

 

Quizá te interese:
Fuente Study reveals new structure of gold at extremes
Curiosidades relacionadas
Comentarios